Estrategia 31: Protestas en Rusia a favor de la libertad de reunión

Artículo publicado el 2 de Noviembre de 2011
Artículo publicado el 2 de Noviembre de 2011
Tan solo dos semanas después de que por toda Europa tuvieran lugar las manifestaciones de los “indignados”, en Rusia sus ciudadanos también salen a la calle para manifestarse. Sin embargo, sus protestas no están dirigidas a aquellos que ostentan el poder con avaricia, sino que inciden en la violación de su derecho de libertad de reunión.

Son las cinco y media del 31 de octubre en la plaza de Vosstaniya, en el centro de San Petersburgo. Quedan noventa minutos para la hora punta y el tráfico está paralizado. Cada tres minutos, el ambiente se llena por el chirriante sonido de la sirena de un coche de policía seguido de varios coches patrulla que atraviesan la céntrica calle de Nevskiy Prospekt hacia la catedral de San Isaac. Allí, tiene lugar la última de las manifestaciones pacíficas convocadas por la Estrategia 31contra el gobierno del país y en la que participan cientos de personas.

En Moscú, la situación es igual de caótica. En el noroeste de la ciudad, en el metro de Mayokovskaya, los soldados expulsan a los fotógrafos y periodistas allí congregados. Una hora más tarde, policía y militares bloquean los accesos al metro de la zona cuando cerca de doscientos manifestantes reunidos en la cercana plaza de Triunfálnaya se manifiestan en favor de la libertad de reunión. Todos ellos apoyan la Estrategia 31 y están ahí reunidos para mostrar al mundo que su gobierno no está respetando uno de los derechos fundamentales garantizados en la Constitución rusa.

El nombre del movimiento, Estrategia 31, hace honor al artículo 31 de la Constitución rusa, que refrenda la libertad de reunión. En 2009, Eduard Limonov, fundador del Partido Nacional Bolchevique y uno de los líderes del movimiento opositor “La otra Rusia”, anunciaba que las manifestaciones tendrían lugar todos los días 31 contra lo que él consideraba una violación del gobierno ruso hacia el derecho a la libertad de reunión. La primera de ellas tuvo lugar el 31 de julio de ese año en la plaza de Triunfálnaya, ahora convertida en punto de reunión del movimiento, y desde esa fecha las manifestaciones se han extendido a otras ciudades de Rusia, llegando incluso a otros países en los que emigrantes rusos muestran, desde la lejanía, su apoyo al movimiento. En octubre de 2011, tuvo lugar en Dresden la primera de estas manifestaciones fuera de Rusia, llegando también a celebrarse en Londres. En Rusia, las autoridades locales no sancionaron ninguna de las reuniones.

Entonces, juguemos al bádminton

En octubre de 2011, tuvo lugar en Dresden la primera de estas manifestaciones fuera de Rusia

En la última manifestación, el tema versó sobre las próximas elecciones regionales y presidenciales de Rusia. El lema “Unas elecciones sin oposición es un crimen”, publicado en la página web del movimiento Estrategia 31, hace alusión al cambio de papeles que el pasado septiembre propuso el primer ministro Vladimir Putin y por el que proponía al presidente Dimitri Medvédev para que encabezara la lista de las elecciones parlamentarias de diciembre. Este cambio de papeles en el Kremlin le dejaría virtualmente sin oposición. Semejante actuación fue calificada de anti democrática por un amplio número de ciudadanos. Los organizadores de la Estrategia 31, en un llamamiento a los ciudadanos para boicotear las próximas elecciones, han convocado una manifestación para el próximo 4 de diciembre, fecha en que tendrán lugar las elecciones parlamentarias, en la plaza de Triunfálnaya.

La manifestación de hoy tuvo un carácter más alegre si se compara con las anteriores. Un grupo de manifestantes en San Petersburgo equipados con raquetas de bádminton y volantes comenzaron a jugar a este deporte aludiendo a unas recientes declaraciones de Medvédev en las que afirmaba que el bádminton “es el deporte de los hombres de éxito”. “Jugamos a bádminton porque seguimos el consejo de nuestro presidente: practicarlo en cualquier momento, en cualquier lugar y a cualquier edad”, declara Natalia Zvyagin, miembro del grupo de derechos humanos interregional, al periódico digital novayagazeta.ru. Dos jugadores fueron detenidos por la policía, a pesar de los gritos de otros manifestantes que insistían en que el propio Madvédev les había pedido que jugaran a bádminton. A pesar de que puedan resultar caprichosos en sus formas, la insistencia de los manifestantes de la Estrategia 31 frente a la adversidad demuestra que lo suyo es un sentimiento muy profundo.

Fotos: portada  (cc) osipovva/flickr; vídeos: youtube