Estudiantes exprés: Los títulos universitarios europeos, de rebajas

Artículo publicado el 22 de Diciembre de 2009
Artículo publicado el 22 de Diciembre de 2009

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El fraude de los diplomas en las universidades no es un fenómeno nuevo. Sin embargo, en los últimos meses se han acumulado escándalos a nivel europeo. En el banquillo de los acusados se encuentran Francia, Alemania, Eslovaquia y la República Checa. ¿Cómo podría explicarse la inflación de ese fenómeno?

Copiar/Pegar, nada más fácil que eso: la falsificación de diplomas es el rito más común en la época de la World Wide Web. Sin embargo, parecen nuevos la extensión de las estafas y lo que está ocurriendo en varios países de la Unión Europea. Varias hipótesis son plausibles. Debido a la gran presión del mercado laboral es cada vez más necesaria una titulación universitaria. A los estudiantes les merece la pena invertir en su ‘propio futuro’. Además, las condiciones de trabajo de algunos profesores dejan que desear y provocan que abran las puertas a ofertas, digamos, ilegales. Las universidades europeas se están privatizando cada vez más, esto también podría ser uno de los motivos. Comerciantes sin escrúpulos ven en el tráfico de diplomas un nuevo mercado, con el que uno puede crearse bastantes problemas. Panorama.

A la pesca de los peces gordos 

Desde hace ya dos meses, por ejemplo, la enseñanza universitaria checa debe estudiar el gran escándalo tras la Caída del Muro de Berlín en 1989: títulos fraudulentos, proyectos de investigación falsos o copiados, carreras que se terminan en tiempo récord. Políticos, hombres de negocios, policías o miembros de familias de profesores de enseñanza superior, en total, un centenar de personas, sobretodo personas muy influentes, habrían obtenido sus diplomas de manera ilícita. Los estudiantes exprés de la facultad checa de Derecho de Pilsen han conseguido en algunos meses, lo que un estudiante promedio consigue a lo largo de cinco años. Ahora ocupan altos puestos en la función pública, distribuyen o reciben órdenes del Estado por millones. La jefa de la Comisión de la Acreditación, Miroslava Dvořáková, que se encuentra en la base de la acusación, declara que se trata de “una mafia de la enseñanza superior” y de “un riesgo para la seguridad del Estado”.

Posteriormente, otros peces gordos han sido pescados, como el diputado y presidente de la Comisión sobre el Derecho Constitucional en el Parlamento, Marek Benda, que obtuvo su título de Doctor en Derecho ‘JUDr.’ en Pilsen, gracias a una memoria de doctorado de tan sólo 57 páginas que no cumplían con los criterios científicos. En la universidad privada de Gestión y Finanzas de Praga, Miss Mundo 2006, Taťána Kuchařová, terminó su carrera a una velocidad de vértigo. Los escándalos han provocado la retirada del trío de dirección de la Facultad de Derecho de Pilsen (el Decano y los dos vice Decanos). La facultad se ha visto así obligada a denegar el derecho a realizar exámenes y aceptar a nuevos estudiantes de doctorado. Llegados a este punto, se trata de verificar si los fugaces estudiantes o plagiarios podrían verse privados de sus diplomas y títulos.

En Eslovaquia, el título de Ingeniero en nueve meses 

El tiempo que tardan los estudiantes eslovacos en terminar sus estudios los convierte en una especie de Superman universitario ©Xurble/flickrUn escándalo de estudiantes exprés parecido ha tenido lugar en Eslovaquia. Unos cien estudiantes de la Universidad Alexander Dubček de Trenčín han terminado sus estudios en un período de tiempo inusualmente corto. De hecho, se ha demostrado que algunos hicieron sus exámenes durante su estancia de estudios en el extranjero. Entre los estudiantes fugaces se encuentra la hija del decano de la Facultad de Relaciones Socio-Económicas, Daniel Bánoci. Según el periódico nacional SME, se hizo con su título de ingeniera en tan sólo nueve meses de clases. Su memoria es, en su mayor parte, copiada.La universidad está siendo examinada por sospechas de corrupción. Hasta que el caso se resuelva, no tendrá el derecho de otorgar más diplomas ni de aceptar a nuevos estudiantes. El hijo del famoso líder del movimiento de reforma de 1968 en Checoslovaquia, Alexander Dubček Jr., dice que reclamará que la universidad no siga llevando el nombre de su padre si el problema no se soluciona a la mayor brevedad.

Se busca: Director de tesis (¡conlleva recompensa!)

Sin embargo, los antiguos países del bloque del Este no son los únicos que se han visto afectados. Las universidades alemanas, por ejemplo, se han enfrentado a este problema este verano. El Ministerio Fiscal de Colonia informó sobre unos cien profesores de enseñanza superior que procedían de toda Alemania. En tela de juicio: el Instituto de Consulta Científica de Bergisch Gladbach, como se denomina, habría sobornado, llegando hasta los 4.000 euros, a profesores con el fin de que acompañen a algunos estudiantes en la obtención de su título de Doctor, mientras que estos jóvenes estaban incapacitados. “Atentado contra la obligación de servir” ha sido el cargo en este proceso.Se han visto afectados, entre otros, institutos, universidades de Fráncfort am Main, Tubinga, Leipzig, e incluso, la Universidad Libre de Berlín. El escándalo resurge en un momento en el que el grado de Doctor está perdiendo cada vez más su valor debido al incremento del número de estudiantes que realizan una tesis doctoral. En 2008, más de 25.000 alumnos se doctoraron. El periódico alemán Süddeutsche Zeitung afirma que el grado de doctor no solo es para muchos una forma de ganar más dinero, sino también un “trofeo para la chapa del timbre y las tarjetas de visita”.

Made in China

Francia tampoco mira mucho el gasto en el mercadeo de diplomas. En abril de este año, un problema de tráfico de diplomas en la Universidad de Toulon, en el sur de Francia, ha llamado la atención. Más de cien estudiantes chinos habrían pagado grandes cantidades por sus diplomas, mientras que tan solo algunos hablaban francés, y eso apenas. El presidente de la universidad, Laroussi Oueslati, fue suspendido en octubre por Valérie Pécresse, ministra francesa de Enseñanza Superior y de Investigación. “Trabas en la investigación” ha sido la justificación. Oueslati, al igual que dos vice presidentes de la universidad, dimitieron a principios de noviembre. 

Fotos: The Wolf/Michiel Jelijs: Flickr.