Eurobarómetro: el vaso medio lleno

Artículo publicado el 14 de Mayo de 2008
Artículo publicado el 14 de Mayo de 2008

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Desde hace 35 años, laboriosos entrevistadores se dispersan dos veces al año para medir el pulso a la opinión pública de la UE. ¿Descontentos o eurófilos? El barómetro de opinión, en cifras.

Entre los 27 Estados miembro de la UE y los tres candidatos a la adhesión (Croacia, Macedonia y Turquía), la mayoría (un 58%) aprueba la pertenencia de su país a la UE o una futura adhesión. El líder entusiasta –con un 82%– es el diminuto Luxemburgo, seguido – aunque parezca mentira– por los Países Bajos (un 79%), a pesar del escepticismo demostrado en 2005 con el fracaso del referendo sobre la Constitución Europea en el país. El tercer lugar lo ocupan Bélgica e Irlanda, con un 74% de aceptación a la UE. Sin embargo, Reino Unido, Austria y Finlandia dieron una lección al resto y dejaron clara su posición: entre un 70% y un 80% de la población de estos países está, por principio, en contra de formar parte de la UE.

Una atmósfera parecida se respira ante la pregunta de si la pertenencia a la UE es beneficiosa para el país: aquí también un 58% de la población de la UE responde en positivo. En cuanto al futuro referendo sobre el Tratado de Lisboa, previsto para junio en Irlanda, es positivo saber que el 87% de los irlandeses tiene confianza en la UE y opina que su país sale ganando con la Unión. El segundo y tercer lugar lo ocupan Polonia, con un 83%, y Lituania (81%), dos países miembro nuevos. De nuevo, el Reino Unido marca su territorio y se encuentra abajo en la clasificación: sólo un 37% de los británicos piensa que la pertenencia a la UE es provechosa para su país. Los colistas son Chipre (también un 37%) y Hungría (un 42%).