Eurocorps: ¿hacia un ejército europeo?

Artículo publicado el 25 de Mayo de 2009
Artículo publicado el 25 de Mayo de 2009
Estrasburgo acoge el cuartel general más europeo: la sede del Eurocorps. Nacido hace ya 15 años, este cuerpo del ejército es la única organización militar europea que se rige por un tratado internacional. El Eurocorps, ¿es símbolo de una Europa de la defensa potente? En la capital alsaciana las opiniones divergen

Yendo hacia el extrarradio sur de Estrasburgo se encuentra el barrio Aubert de Vincelles: un extenso solar, un cartel "Terreno militar – acceso prohibido" y un gran edificio en la niebla. Aquí no hay militares haciendo flexiones, ni mocetones con músculos que escalan redes y muros abruptos… Mi decepción desaparece rápidamente cuando encuentro a un suboficial en la recepción: me habla francés con fuerte acento. Un vistazo al distintivo de su hombro me confirma que es español. Más tarde me cruzaré con un alemán, un francés y un belga… Bienvenido al cuartel general del Eurocorps o 'Cuerpo Europeo': en torno a 1.000 militares que mantienen el uniforme de su país de origen pero llevan la misma boina y tienen el inglés como lengua de trabajo.

Hace algunos meses, las tropas se reunieron para festejar los quince años del cuartel general: “Somos el primer cuerpo multinacional”, precisa con orgullo el Coronel Raúl Suevos, director de comunicación de Eurocorps: “Tenemos un puesto natural como pioneros”. El proyecto comenzó en 1992 con una iniciativa de Francia y Alemania a las que se unieron sucesivamente Bélgica, España y Luxemburgo, que en adelante serían las cinco naciones-marco del cuerpo militar. Polonia, Austria, Grecia y Turquía aumentaron en lo sucesivo los efectivos. “Por el momento, esto representa una fuerza movilizable de unos 60.000 hombres”, continúa el Coronel. En 2009, los nuevos miembros son Rumanía, Italia y… Estados Unidos.

La sombra de la OTAN

El cuerpo europeo aparece como la prueba concreta de la evolución de la política europea de seguridad y defensa (PESD). El 5 de junio de 2008, el Parlamento Europeo acordó la legitimidad al Eurocorps al adoptar, con una extensa mayoría, un texto que lo sitúa como fuerza permanente bajo el control de la Unión e invita a todos los Estados miembro a participar. Pero es el reciente Tratado de Estrasburgo el que da sus cartas de nobleza al Eurocorps al hacer oficial su estatus a nivel internacional. La Europa de la defensa empezaría por tanto a tomar forma, haciendo olvidar el fracaso del proyecto de Comunidad Europea de la Defensa (CED) hace 60 años. Según el Eurobarómetro de 2008, el 64% de los Europeos opina que las decisiones de defensa y política exterior deberían tomarse en común.

“Somos quizás el cuerpo con la capacidad técnica más avanzada”, comenta el Coronel Suevos, “uno de los pocos cuarteles generales certificado como CG de alta disponibilidad para la OTAN”. Aunque el Eurocorps da prueba de una capacidad de reacción ejemplar, ¿tiene en todo caso un sitio en la escena estratégica? La sombra de Estados Unidos planea por encima de la Europa de la defensa, y la preponderacia de la OTAN en los asuntos europeos hace dudar de la autonomía de la política de defensa europea. Pero el fin no es sustituir a la OTAN, explica el general Pedro Pitarch, actual comandante del Eurocorps: “A nadie se le ocurre desafiar la utilidad de la OTAN. No se trata de elegir entre la poíltica de defensa europea y la de la OTAN. Son las dos juntas, no una contra otra". El Coronel Suevos lo confirma: “Trabajamos con la OTAN, pero son las naciones marco las que deciden".

Por una europa militar

Aún queda un largo camino hasta el consenso europeo en torno a la PESD. Timorata, Gran Bretaña, gran fuerza militar europea, parece poco dispuesta a despegarse de su socio americano. No hay ninguna participación por su lado en el Eurocorps. ¿Una Europa militar? ¿Es lo que los ciudadanos europeos quieren? Los sondeos parecen ir en ese sentido: según el Eurobarómetro especial elecciones europeas de 2009, los europeos opinan en un 36% que una política de seguridad y de defensa que permita a la UE hacer frente a las crisis internacionales debería ser prioritaria (por delante de una protección reforzada del consumidor y de la salud pública, o una lucha eficaz contra el cambio climático).

“La Europa de la defensa sí, pero la defensa de la vida de las personas. La defensa de la vida no es una defensa con armas"

En un lugar un poco más caluroso me reúno con Roger Strelbicki, el presidente de la asociación del Movimiento de la Paz del Bajo Rin. En la solapa de su chaqueta lleva un pin con forma de paloma, como símbolo de su compromiso pacifista. Roger Strelbicki es contrario a la industria del armamento, contrario al Eurocorps y a la OTAN, según él, “instrumentos de guerra”. Está a favor de la supresión del presupuesto militar, de la desaparición de los ejércitos, del desarme nuclear, a favor de “la Europa de la defensa sí, pero la defensa de la vida de las personas. La defensa de la vida no es una defensa con armas”, explica, lamentando la pasividad de los partidos políticos “incapaces de luchar hasta el final”.

¿Hacia un Erasmus del ejército?

Junto a otras asociaciones, el Movimiento de la Paz formaba parte del colectivo anti-OTAN de Estrasburgo. Reivindica las manifestaciones pacifistas y denuncia: “Los CRS (antidisturbios franceses) han dejado actuar a los alborotadores y somos nosotros los que hemos pagado el pato. Han hecho de todo para impedir el desarrollo de nuestra manifestación: humillaciones, controles de papeles, bombas lacrimógenas… El verdadero adversario para los dirigentes de los Estados guerreros es el movimiento anti-guerra que crece y está en continuo movimiento. Es por eso por lo que hacen de todo para desacreditarnos”. El aumento del presupuesto militar, la creación de un mercado común del armamento, la inversión en la investigación: esos no deben de ser los objetivos de la Europa futura según esta asociación sexagenaria.

Sandrine Bélier, cabeza de lista de la formación Europe Ecologie para la circunscripción Este en Francia, considera la Europa de la defensa una cuestión secundaria: “Los verdaderos enemigos son las catástrofes naturales”. “No es una fuerza armada lo que necesitamos. Hay que repensar una defensa civil propia de la UE”. Así, los Verdes llaman a la creación de un Cuerpo civil europeo de paz que intervenga con anterioridad, para prevenir los conflictos. Ejército o no ejército, hay un proyecto que sí está en marcha: el de la creación de una Erasmus militar, para “enseñar a los jefes militares de mañana a comprender, apreciar, amar y defender lo que tenemos en común, así como lo que nos distingue”, explica Jean-Marie Bockel, secretario de Estado de defensa y combatientes veteranos.

¡Gracias a todo el equipo de cafebabel.com en Estrasburgo! ¡Visita sublog!