Eurofrustración

Artículo publicado el 8 de Junio de 2009
Artículo publicado el 8 de Junio de 2009
La Europa de la derecha centrada, que es lo mismo que decir la izquierda enderezada. A pesar de los antagonismos. Ya sabíamos de antemano los resultados. En España es más importante saber si Kaká será presentado el martes o el miércoles, que avanzar hacia una sociedad europea. Curioso. , escritor. Nacho Montoto *Europa. La Europa por la que conspiraba Víctor Hugo. ¿Esta Europa?
No podemos decir que la realidad plasme a una Europa ciudadana. Un porcentaje: 43,39%. Más de la mitad de los europeos no creen en Europa. Los datos son irrefutables. No llega a ser un ente abstracto, pues tiene su rostro palpable, pero cabe decir que causa más expectación el festival de Eurovisión que las elecciones al Parlamento Europeo. Algo que no es novedoso en la sociedad cultural española.La Europa de la derecha centrada, que es lo mismo que decir la izquierda enderezada. A pesar de los antagonismos. Ya sabíamos de antemano los resultados. En España es más importante saber si Kaká será presentado el martes o el miércoles, que avanzar hacia una sociedad europea. Curioso. La Europa de Berlusconi: sintomático y preocupante cuanto menos. El frente capitalista que va a afrentar y solucionar la crisis mundial. Ya sabíamos de la capacidad de Sarkozy y Merkel. La Europa de la diversidad e interculturalidad, que quedará en foros partidistas, y poco más, como es habitual. Esta Europa. ¿Qué camino es el que realmente quiere trazar? ¿Hacia dónde vamos? No se preocupen, da igual. Lo único que realmente importa a partir de ahora es la respuesta socialista a la victoria popular en España. Europa estará a un lado, pues, realmente, a efectos prácticos, siempre lo ha estado. Otra cosa es el juego de las subvenciones y demás parabienes de la comunidad económica europea. ¿El Plan Bolonia? ¿Eurogeneración? Hablar de Eurogeneración es algo ficticio, a día de hoy, pues hasta que no pasen al menos diez años, no veremos los resultados educativos de la confederación de los Estados Unidos de Europa (disculpen mi posromanticismo). No, no hay realmente peso histórico, político ni cultural. Europa no es la identidad que se quiere vender. Yo soy gaditano, cordobés o sevillano, andaluz, español, pero lo de europeo… No es tangible. Bien sabemos que no. Además, el modelo del que se toma como copia -el americano- no es un modelo practicable en la Europa actual. Bien lo sabemos. Debería existir una SGAE que no permitiese este tipo de copias. Pues nos llevan a la uniformidad, y si luchamos por la diversidad… En fin, términos antagónicos que quieren unirse hipócritamente hablando de respeto y de foros y de alianza de civilizaciones. Cuando realmente no existe la integridad, ni se lucha por la misma. No existe proyecto formativo intercultural. Y evidentemente, sin ese intercambio no existe Europa. Por lo que volvemos, en esta espiral, al punto de partida. Sí. Un porcentaje: 43,39%. El reflejo de la representatividad de nuestra querida Europa. ¿Mañana? Probablemente presenten a Kaká.