Europa a la carta: a vueltas con la libertad de prensa 

Artículo publicado el 12 de Mayo de 2016
Artículo publicado el 12 de Mayo de 2016

Desde 2002, la ONG Reporteros Sin Fronteras publica cada año la clasificación mundial de la libertad de prensa. Algunos países europeos no destacan precisamente por estar en los primeros puestos. 

Turquía, en el puesto 151 de 180 países presentes en la clasificación, es un caso a tener en cuenta. Es difícil no relacionar su lugar en el ránking con el Gobierno del actual presidente, Recep Tayyip Erdogan, quien parece haber declarado la guerra a los medios de comunicación, ya sean nacionales o internacionales. En muchos casos, es sencillo prever la influencia que tienen los acontecimientos de actualidad sobre la posición de un país en la clasificación, como por ejemplo, la condena a 5 años de prisión para uno de los periodistas turcos más respetados, Can Dündar. Incluso antes de la decisión del juez, este redactor jefe ya había temido por su vida en un intento de asesinato. 

Para elaborar la clasificación, se han recogido datos con la ayuda de un cuestionario online compuesto por 87 preguntas. Éste, traducido a 20 lenguas, iba dirigido a especialistas, juristas y sociólogos del mundo entero. Las preguntas incluían temas como, por ejemplo, el pluralismo de los medios y su independencia, la censura y la transparencia. Los resultados de la encuesta, en paralelo con el análisis de las cifras sobre corrupción y los episodios de violencia contra periodistas establecen el nivel de libertad de prensa. Cuanto mayor es la cifra en que se encuentra un país, más crítica es su situación. El siguiente mapa ilustra la realidad en Europa. La calidad de la prensa en los diferentes va de buena, bastante buena, a problemática, mala y muy mala. 

---

Este artículo es parte de nuestra serie Mapa de la Semana: Las estadísticas sobre Europa, en un mapa a la vez.