Europa a la carta: los primeros puestos del pop europeo

Artículo publicado el 19 de Mayo de 2016
Artículo publicado el 19 de Mayo de 2016

Eurovisión terminó y con él un montón de canciones que ya no se oirán más, pero que no cunda el pánico, cada europeo tiene sus favoritos en el espectro musical. Canciones que se oyen por todas partes, todo el tiempo, hasta acabar aburridos. ¿Quién hace que estos 'número 1' permanezcan siempre en los primeros puestos de las listas europeas?

Al Festival de Eurovisión —al menos en Francia— a menudo se le acusa de las peores locuras musicales. Además de su estética retro-futurista-kitsch, la competición es uno de los acontecimientos más ridiculizados del año. Sin embargo, cerca de 200 millones de personas en todo el mundo lo ven. Una extraña paradoja que encontramos cuando tratamos de hablar de los títulos que triunfan entre los primeros 50. Cualquier persona "normal" dirá, sin dudar, que el número 1 de ventas de singles "es una porquería".

Aun así, millones de personas escuchan, reconocen, transmiten e incluso descargan, estas perlas comerciales. Entre ellos, se ocultan también a veces las famosas "canciones del verano" de las que no podrán escapar si forman parte de esta sociedad. Si bien la nueva canción de Justin Timberlake ya compite por el título, es la cantautora y actriz australiana Sia la más escuchada en Europa con su tema "Cheap Thrills" (número 1 en Bélgica, Francia, Hungría, Austria y Turquía). A continuación encontramos la gran sensación del rap estadounidense Drake y su canción titulada "One Dance", interpretada por la cantante británica Kyla y el artista afrobeat nigeriano Wizkid (numero 1 en Reino Unido, Dinamarca, Suecia y Suiza).

Europa baila al ritmo de muchos artistas estadounidenses: Beyoncé en Portugal, Twenty One Pilots en Polonia, LP en Grecia… Pero sucede a veces que el público eleva a un pedestal a cantantes locales, como es el caso de los alemanes con Prince Damien, su protegido del programa Deutschland sucht den Superstar [Programa musical de talentos al estilo La voz] y también de los escandinavos que no dudan en catapultar artistas que cantan en su lengua materna, a menudo para desgracia de todos. En Irlanda, se escucha al amigo escocés Calvin Harris, también conocido como el "nuevo rey del electro pop británico", mientras que en España todavía observamos cómo Enrique Iglesias siempre se las arregla para sacar camisetas ajustadas en sus clips.

Finalmente, al este —en Ucrania, Rumanía, Bulgaria— nos animamos más con el electro, los remix epilépticos y cosas que hacen furor cuando conducimos un 205 tuneado. ¿Cortar la corriente eléctrica o lamentarse de Eurovisión? Depende. 

Ah sí, Maître Gims [rapero francés de origen congoleño] es número 1 en República Checa

---

Este artículo es parte de nuestra serie Mapa de la Semana: Las estadísticas sobre Europa, en un mapa a la vez.