Europa a la carta: ¿Participamos o nos cruzamos de brazos?

Artículo publicado el 7 de Julio de 2016
Artículo publicado el 7 de Julio de 2016

No se puede negar que el Brexit ha despertado un nuevo interés en la política de la UE a un grado que no hemos visto en estos últimos años. El contraste entre la participación de los ciudadanos en las elecciones más recientes de la UE y las anteriores es sorprendente. Echemos un vistazo al año 2014.

Europa es genial, pero sus instituciones políticas parecen estar en un estado desastroso. El voto del Brexit ha originado, sin duda, un  gran debate en todo el continente sobre el estado actual de la Unión, pero parece que muchos ciudadanos de la UE han olvidado la poca cantidad de personas que, hace apenas dos años, realmente se interesaban por las instituciones que ahora tanto reprenden.

Pensemos en el 2014. Ésa fue la última vez en que se te dio la oportunidad para configurar el futuro político de Europa. En nuestro último mapa de la semana, comparamos los índices de participación de los ciudadanos de diversos países en dichas elecciones europeas.

Hace dos años, el electorado inglés expresó un interés algo modesto por sus representantes europeos. En aquel momento, solamente 35,6% de la población emitió su voto - sin embargo este número casi se duplicó a 71.8% en el referéndum del Brexit.

Parece que algunos de los estados miembros que se incorporaron a la Unión Europea después del 2004 aún están luchando por aceptar su identidad europea. La participación electoral más baja fue la de Rumania, donde solamente acudieron a las urnas el 13% de los votantes. Por el contrario, Bélgica y Luxemburgo tuvieron la participación más alta, con más del 85%. Quizás una Unión más pequeña podría tener sus ventajas…

-----

Este artículo es parte de nuestra serie Mapa de la Semana, con la que echar un vistazo a la realidad europea que nos rodea.