Europa ¿gana? por los pelos

Artículo publicado el 28 de Febrero de 2012
Artículo publicado el 28 de Febrero de 2012
Para España y Francia, es la guerra; Alemania e Italia se rinden cuentas. En este momento, los países europeos luchan a brazo partido. Mientras la UE se encuentra en la cuerda floja, ¿quién ganará en la photo finish?

Europa ya no es solidaria, por todos es bien sabido. Sumidos en una crisis sin precedentes y bajo la continua amenaza de las agencias de calificación crediticia, los países de la Unión Europea andan a la gresca. Queda por ver si el vencedor será quien siga la mejor cura de austeridad o el que esté más dopado. Empieza la competición.

Todos los países del Viejo Continente intentan poner de relieve su superioridad mediante sus respectivas historias. La lucha es feroz, encarnizada, y se está librando con uñas y dientes. Se podría decir que, para muchos de los países que participan en la carrera, el ganador se distinguirá en la photo finish por su pelo. Así pues, en Polonia el vencedor superará la prueba “o mały włos” (literalmente “por un pelito”); en España, “por los pelos” y en Alemania, “haarscharf” (“por un pelo muy fino”). En caso de estar calvo, en el Reino Unido todavía se puede recurrir al vello facial: “by a whisker” (“por un pelo de bigote”).

Por un pelo, un bigote… Seamos elegantes y hablemos en francés. Aunque los franceses también ganan “d’un poil” o “d’un cheveu” (“por un pelo” o “por un cabello”), pueden afirmar igualmente que algo se ha desarrollado “dans un mouchoir de poche” (“en un pañuelo de bolsillo”). La expresión esconde en sí misma un carácter clasista, ya que en su origen, en el siglo XVI, servía para hacer una distinción entre la nobleza –la cual para sonarse la nariz utilizaba este trozo de tela, que formaba parte de su vestimenta– y la plebe, que se apañaba con sus propias mangas. El espacio que ocupaba el pañuelo era tan pequeño que se podía guardar ahí cualquier cosa de valor. Hoy en día, la expresión no conserva más que el sentido del espacio. “Cela s’est joué dans un mouchoir de poche” significa, pues, que el resultado ha estado muy reñido, que se ha ganado por muy poco.

En último lugar, las expresiones de Europa están llenas de humildad. Por ejemplo, reconocer que un triunfo será una victoria pírrica (posible sólo a un alto coste) es un signo de deportividad. Los ingleses incluso han inventado un concepto: “la piel de los dientes” (“he won by the skin of the teeth”). En este caso, es claramente el sinónimo de “nada”. Entonces... ¿toda esta competición es en balde? Un momento. No olvidemos la falsa modestia que existe en Europa. Porque un pañuelo, hasta que no se demuestre lo contrario, sirve sobre todo para secar las lágrimas del vencido.

Fotos: (cc) texaseagle/flickr