Europa: ideal, compleja, indefinible

Artículo publicado el 30 de Septiembre de 2008
Artículo publicado el 30 de Septiembre de 2008
Cafebabel.com ha pedido a los internautas que elijan las tres palabras que, para ellos, mejor definen a esa Europa con la que aún soñamos

Cuando la Unión Europea aparece en los medios de comunicación nacionales, de las pantallas no sale muy a menudo más que pesimismo, el temor a un futuro angustioso y globalizador, el miedo a perder el control... Entre el sueño europeo y la realidad social y económica de todo un continente quedan, evidentemente, dificultades que abordar, tratados que discutir, escrutinios que realizar, debates que animar. Pero cafebabel.com tiene ganas de echarse un poco a volar. Para refrescarnos la memoria sobre el sentido de nuestro compromiso hacia Europa, les hemos pedido a los lectores que nos den tres palabras que definan lo mejor posible esta hermosa utopía.

“Es mi casa”

(guesus/flickr)Los que han respondido a nuestra petición son chicas (en su mayoría) y chicos de entre 19 y 30 años. Entre las numerosas proposiciones lingüísticas hay, evidentemente, repeticiones. En cafebabel.com, la palabra ‘Paz’ se lleva la palma al más citado. Por comparar, también fue la palabra elegida por los europeos interrogados en el 2005 durante un sondeo del instituto francés TNS Sofres acerca de cómo ven Europa sus habitantes. Los ciudadanos alemanes, franceses, españoles, polacos y británicos reunidos para la ocasión la citan sin embargo... únicamente en tercer lugar, después del ‘Euro’ y de la ‘libertad de viajar, estudiar y trabajar en el espacio Schengen’.

Un estudio realizado por la Unión Europea bajo el nombre ‘Los ciudadanos europeos sobre el futuro de Europa’, llevado a cabo esta vez en el 2006, da también como ganadora a la ‘Paz’ cuando se evoca la Unión Europea: “Europa aparece como un factor de estabilidad, de paz y de seguridad...”, dice el texto. ¿Como un hogar?

“Pretexto para cambiar”

Para seguir las revelaciones de nuestro humilde sondeo, los babelianos han citado ex aequo varios términos, entre los que se encuentran ‘esperanza’ y ‘futuro’. “Europa es para mí una excusa excelente para hacerse preguntas. Para empezar, para cuestionarse en tanto que persona, con el descubrimiento de un país, de un idioma, de una música, de... otra persona. Luego, en tanto que país, para competir los unos con los otros, dado que las soluciones que encontraremos a los desafíos de nuestro tiempo serán más eficaces cuando sean descubiertos en colaboración”, explica uno de nuestros habladores babelianos.

We belong together

‘Unidad’ y ‘solidaridad’ nos vienen muy bien, pues es lo mismo que concluyen las encuestas realizadas por la UE. “¡La fraternidad europea!”, decía Víctor Hugo. “Las nociones positivas de unificación y solidaridad son a menudo citadas en las declaraciones de los encuestados, el proceso de armonización en varios sectores, la moneda única como factor de integración (a pesar del efecto inflacionista), la libertad de movimiento, especialmente para los nuevos Estados miembro...”, prosigue el estudio ya citado.

“Desaparición del queso artesanal”

Más adelante llegan las palabras ‘diversidad’ y ‘reparto’. También su contrario, que se refiere a la pérdida de nuestra identidad cultural, nos llega gracias a la expresión “desaparición del queso artesanal”. La utopía del “vivir juntos” y de la diversidad cultural se encuentra con su lado negativo, con el miedo de ver desaparecer los valores y las artes locales... gastronómicas, por ejemplo.

“Menos sellos en los pasaportes”

Pero soñar Europa significa fundamentalmente atravesarla, recorrerla y cruzar sus fronteras. Pequeño florilegio de todas las palabras aisladas que solo han sido citadas una vez por los espíritus libres: ‘movimiento’, ‘puentes’, ‘viajar’, ‘primavera’, ‘variedad’. Sin olvidar ‘indefinible’, ‘visión’, ‘ideal’, ‘necesidad’, ‘palabras’, ‘cambio’, ‘profundizar’, ‘identidad’, ‘complejo’... y para acabar, un toque de ‘eterno’.