EUROPA: LA IZQUIERDA DIESTRA

Artículo publicado el 22 de Noviembre de 2013
Artículo publicado el 22 de Noviembre de 2013

No son pocos esos hombres de izquierdas que le dan juego a la derecha. Si la actualidad francesa del mes de octubre estuvo dominada por el cambio de chaqueta de un tal Manuel Valls, la historia inmediata europea nos revela que no es, ni mucho menos, el único que se ha mostrado, paradójicamente, a izquierdas y derechas.

ITalia: matteo Renzi 

En 2009, la buena noticia en Italia se llamaba Matteo Renzi,  cuando se conviritió en uno de los hombres de izquierda más jóvenes de la Bota en gobernar una adminitracion, la de Florencia. Mateo, un producto puro del Partido Demócrata, era el seguro de un futuro mejor y alguien que al fin, con 38 años, se interesaba por los bamboccione. No obstante, aquel al que todos auguran un carrera brillante (seguramente se convertirá pronto en el líder del PD) ya hace de Cavaliere en solitario. En teoría, Renzi continua vehiculando los valores de la izquierda. En la práctica, en cambio, el treintañero reúne todas las características de la derecha: desde su proximidad a los círculos financieros a su presencia en los penosos programas de televisión, pasando por sus reuniones privadas con Silvio Berlusconi. Todos estos elementos han legitimado la creación de un tumblr sarcástico dedicado a su persona. Un tumblr llamado, no sin cierta ironía, "Renzi hace las cosas bien".

A.D.R.

ALEMANIA: tHILO SARRAZIN

Si nos creemos lo que dice este exbanquero, supuesto hombre de izquierdas, Alemania se desintegra. En su libro, publicado en 2010, el político al que se compara con el xenófobo Geert Wilders señala, sustentado en la "invasión musulmana", que la política de integración habría fracasado en Alemania. Éxito sin precedentes. Éxito delante del cual el SPD (Partido social-demócrata) tiene que intervenir: en dos ocasiones, el partido de derechas intenta excluirlo, sin resultados. De golpe, Thilo alardea y decide insistir: participará como orador el próximo 23 de noviembre en Leipzig en una conferencia dedicada a la soberanía de la Nación. Otra carta de exclusión en marcha.

K.K.

ESPAÑA: JOSÉ BONO

Hasta a un partido politico puede pasarle, a veces, verse forzado a contar con un miembro que no ha escogido realmente. Como cuando ya no queda nadie más para escoger cuando se deben hacer equipos para jugar al fútbol en el patio del colegio.  José Bono, hijo de un falangista (de la Falange, partido fascista español nda) ha tenido que insistir con ganas para instalar su legitimidad en el seno del Partido socialista obrero espaol (PSOE): A día de hoy Bono puede respirar tranquilo. Depsués de haber sido presidente de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha durante 20 años, presidente del Congreso español de los diputados y ministro de Defensa bajo el mandato de Zapatero, José se ha convertido en un barón socialista. El problema, es que no ha olvidado de dónde viene. Como buen católico, José Bono se ha unido en múltiples ocasiones a los anti-matrimonio gay y defiende con uña y dientes el proyecto de la Iglesia que pretende ilegalizar de nuevo el aborto. La cosa a llegado a tal punto que la derecha ya no se esconde: Bono es « uno de nosotros ».

M.T.

REINAO UNIDO: nIck Clegg

Muchos aun lo recuerdan. Era mayo del 2010, cuando después de las elecciones legislativas, cuando el energético Nick Clegg, dirigente de los Demócratas-liberales, se convirtió en vice-primer ministro de David Cameron en el primer gobierno británico de coalición desde 1945. De lo que nos acordamos menos, es que Nick debe a sus electores una promesa: no aumentar las matrículas de las universidades del Reino Unido. Apenas seis años en el seno de la coalición con el Partido conservador, apoyará el proyecto de ley que establece que esas matrículas se multiplicarán por 3. Pero el ingenio de Clegg, es este vídeo publicado en septiembre de 2012 donde pide perdón. Y no por haber apoyado el texto, pero por haber hecho la promesa. Y dice que « lo esencial, es que aprendemos de los errores». Todo con una sonrisa. Y un guiño.

J.L.

FRANCIA: mANUEL valls

Desde que es ministro del Interior (e incluso antes) todo se ha dicho. "El vicepresidente", por el Nouvel Obs, "La transgresión permanente" según Le Point, "El socialista de derechas" dice L’Express. Hasta el Spiegel se ha esforzado con su retrato este fin de semana, presentando al hombre como "Un Sarko de izquierdas". Hay que decir que el nativo de Barcelona no escatima en medidas derechistas. Antes, su séquito ponía sus posiciones realistas en términos de seguridad bajo el paraguas de su "ambición desacomplejada". Pero desde el caso Leonarda - el nombre de una chica gitana de 15 años,  detenida durante una excursión del instituto antes de ser expulsada a su país de orígen - casi toda su familia política, el PS, le pide que se calme. Por lo tanto al contrario de sus camaradas socialista, Valls nunca había estado tan alto en las encuestas y continua asumiendo una política represiva que convierte los años de Sarkozy en todavía más encantadores.