Europa, una máquina de convergencia en busca de un equilibrio sostenible

Artículo publicado el 28 de Noviembre de 2017
Artículo publicado el 28 de Noviembre de 2017

Tras la puesta en marcha del primer divorcio europeo por el que Reino Unido dejará la Unión en 2019, la reactivación de populismos y nacionalismos en Europa y los ataques terroristas acontecidos en Reino Unido, Alemania, Francia, Bélgica o España, cuyas víctimas mortales ascienden desde 2004 a 660 según la base de datos de terrorismo global de la Universidad de Maryland, Europa respira y recapacita.

Un momento de reflexión

Solo diez días después de que Jean Claude Juncker presentara en sociedad el Pilar Europeo de Derechos Sociales cuyos veinte principios pretenden resucitar el Estado del Bienestar propio del ADN europeo y cuya crisis ha engendrado tanto euroescéptico en los últimos años, nos planteamos si en este momento histórico debemos aplicar el lema del menos es más.

Desde que el pasado 1 de marzo se presentara el Libro Blanco de la Comisión Juncker, ésta ha compartido con 34 millones de europeos virtual y presencialmente las propuestas de cinco escenarios a partir de 2019 que oscilan entre el inmovilismo y una mayor convergencia. Marycruz Arcos, directora del Centro de Documentación Europea y de Europe Direct Sevilla, ambas entidades organizadoras del debate, sitúa el encuentro formulando interrogantes sobre qué presupuesto queremos y para qué fines, si es el momento de incrementar el budget de la UE, si estamos dispuestos a una subida de impuestos y si realmente la competencia entre Estados Miembros permitirá alcanzar los niveles de bienestar que tanto hemos echado de menos.  ¿La UE debe estar en todo? ¿En qué asuntos sí y en cuáles no? Hablemos.

“El gran problema de Europa es que olvida su historia”

Con estas palabras intervenía Ernesto Peñas Lado, Consejero Principal del Director general de Asuntos Marítimos y Pesca. Para Peñas, aunque quede en su anecdotario personal, poder cruzar la frontera entre su Galicia natal y Portugal es una historia de éxito. “Debemos apreciar lo que tenemos”.  Según el funcionario de la Comisión, la UE es un ejemplo único de solidaridad en el libre comercio internacional, en la lucha contra el cambio climático, en investigación y desarrollo, en educación o en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

“Allá donde hay innovación, está la UE”. Así explica Peñas que Europa es el mejor lugar del mundo para vivir sin sentir nostalgia alguna por otros países en los que ha residido durante sus años de formación y ejercicio profesional. “Debemos combatir el derrotismo con hechos, solo así desmontaremos la tendencia al pesimismo que ha provocado que socialistas convencidos votaran a Le Pen porque rien ne va plus (ya nada funciona)”.

En esta misma línea, Ángel Luis Sánchez, Secretario General de Acción Exterior de la Junta de Andalucía y miembro suplente por parte de Andalucía en el Comité de Regiones, se muestra convencido de que “de esta crisis saldremos todos convergiendo en igualdad”. Para Sánchez, la clave del éxito reside en seguir formando e informando sobre los grandes logros de la UE, desde un espíritu crítico, pero “reconociéndonos todos los partidos de todos los Estados Miembros”.

Recién llegado de Gales, Ángel Luis Sánchez recalca que el arrepentimiento sobre el ‘Brexit’ existe, especialmente en lo que a fondos en proyectos de investigación y desarrollo se refiere. El paradigma de la desinformación lo encontramos precisamente en Gales, un territorio de Reino Unido que votó claramente a favor de la desconexión de Europa y que no quiso o no supo contar que la reconversión de su industria minera se la debe a la UE. “Estemos atentos a no nacionalizar los éxitos y proyectar los fracasos a Europa”, concluye.

Los nacionalismos, mejor controlados en el PE que en sus cámaras nacionales

“El nacionalismo es un movimiento identitario de una población muy concreta en contra de un pannacionalismo europeo”. Antonio de Lecea define así la naturaleza de un fenómeno que ha resurgido en toda Europa al que, de momento, tras las citas electorales de 2017 en Países Bajos, Francia, Alemania, Austria e incluso Reino Unido se ha vencido, pero no podemos cantar victoria.

A pesar de que las cesiones de competencias en determinados asuntos se realizan por voluntad propia de los Estados Miembros por los principios de atribución y subsidiariedad, algunas comunidades se han sentido “atacadas” por la normativa bruselense. Ernesto Peñas apela a la conciencia y no a la imposición para ir todos en una misma dirección.

En su especialidad, Peñas ha experimentado la dificultad de la reducción de las cuotas de pesca, pero la mayor dificultad la ha encontrado en la regulación en la pesca de recreo. Esto que parece una mera excepción, no lo es en absoluto. “¿Qué ocurriría si la UE legislara sobre la Tauromaquia en España?”, cuestiona. Quizás, según Ernesto Peñas se debe analizar al detalle las sensibilidades y peculiaridades de cada Estado puesto que solo así detectaremos hasta qué punto queremos converger si despertar el monstruo de los nacionalismos.

El ‘Brexit’ y la subida del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP) responde a muchas causas pero una de ellas ha sido la imagen de “intromisión” en asuntos internos por parte de la UE. El resultado es que en Westminster ya no dedica ni un escaño al Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP) y el Parlamento Europeo el 26% de los asientos británicos los ocupan ellos…hasta 2019. “Mejor que se les permita manifestarse para evitar frustraciones”, subraya Ernesto Peñas quien sospecha que con la salida de Reino Unido no se acabó la amenaza de desmembración de la UE, “no podemos dormirnos en los laureles”.

Una seguridad y prosperidad económicamente intervenida

Antonio de Lecea, asesor del Director General de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión sostiene que la soberanía de los estados está muy mediatizada por los capitales globales, lo que provoca una desafección por parte de la ciudadanía hacia sus representantes políticos considerados incapaces de gobernar en un mundo globalizado.

De nuevo, la pedagogía, el storytelling de la construcción europea. Según Lecea es imprescindible hacer frente a los nuevos retos que nos esperan compartiendo unos valores que durante 60 años “nos han permitido dejarnos de tonterías para evitar la autodestrucción”. En un mundo en el que los desafíos son globales, las soluciones han de estar a la altura dentro de unas reglas de competencia “reguladas en un constante equilibrio con el modelo social europeo y la economía sostenible”.

Antonio de Lecea defiende que la UE es una máquina de convergencia propia de la marca Europa como un modo de vida. “En los años Setenta viramos hacia los estándares de crecimiento estadounidenses, entre los años Ochenta y Noventa lo hicimos de Sur a Norte y desde entonces lo estamos consiguiendo de Este a Oeste”, indica.  Un ejemplo es cómo Polonia ha multiplicado por cuatro su Renta per Cápita desde los Noventa a 2015 o incluso en Grecia, este mismo parámetro se ha visto multiplicado por dos.

Una política humana y de reciclaje

Ernesto Peñas Lado recalca que la UE no es un proyecto de propaganda, sino de autocrítica. Así, el mayor número de sugerencias que se recogió en este debate celebrado en Sevilla estuvieron en torno a los parámetros que inciden en el PIB y la Renta per Cápita para medir el grado de desarrollo y crecimiento de los Estados Miembros.

Efectivamente, la felicidad poblacional se estudia también en términos de cohesión social, igualdad de oportunidades, índices de desarrollo humano, economía del reciclaje y circular…Antonio Lecea remarcó que, a pesar de que queda mucho por hacer, hoy por hoy, son los países europeos los que encabezan el ránking mundial de prosperidad social junto a Canadá, Australia o Nueva Zelanda según Naciones Unidas.

“La polución es un recurso en el sitio equivocado”. Con estas palabras intervenía Ernesto Peñas Lado, Consejero Principal del Director general de Asuntos Marítimos y Pesca, para señalar que la economía circular es prioridad en la UE entendida ésta como una actividad económica que genera ingresos. “No se trata de habilitar parques nacionales por doquier, sino convertir en oportunidad de negocio el sector de las energías alternativas y las tecnologías no contaminantes”.