Europeización en Azerbaiyán

Artículo publicado el 7 de Noviembre de 2005
Artículo publicado el 7 de Noviembre de 2005

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El 6 de noviembre tuvieron lugar elecciones al Parlamento en Azerbaiyán. Una victoria democrática que puede debilitar el régimen autoritario de la república caucásica rica en petróleo e impulsar su integración en las estructuras europeas.

El democrático resultado de las elecciones de noviembre y la transparencia del proceso electoral se deben a las exigentes reivindicaciones de la oposición azerbaiyana, que se ha organizado en la coalición Azadliq (Libertad), compuesta por los tres partidos: Müsavat, Frente Popular/Reformistas y el Partido Demácrata. La oposición prooccidental ha liderado en los últimos meses una serie de manifestaciones en la capital Bakú, pero también en algunas provincias azerbayanas. Según se iba acercando la fecha de las elecciones, más brutales eran las protestas, en gran medida acalladas por la polícia secreta del Presidente. Así sucedió con una manifestación pacífica convocada para el 23 de octubre que fue abortada con un fuerte despliegue policial.

A pesar de todo, en comparación con las antidemocráticas elecciones presidenciales de 2004, existen algunos avances positivos. Los partidos de la oposición tenían la posibilidad de defender sus posiciones en la televisión pública y casi todos los candidatos de la oposición pudieron registrarse casi sin trabas en el comité electoral central. Sin embargo, las elecciones fueron manipuladas a través de los hechos, ya que casi un millón de los ocho millones de azerbaiyanos no pudieron acudir a las urnas, pues no contaban con un carnet de identidad y el voto, presentando el antiguo carnet de identidad soviético, no estaba permitido. Tampoco la participación de los disidentes azerbaiyanos más conocidos, entre ellos el expresidente Ayaz Mutalibov y el antiguo protavoz parlametario Rasul Guliyev, que viven en el exilio desde hace 10 años, fue posible. El Ministerio del Interior y la fiscalía amenazaban a los políticos que volvieran a Bakú con un arresto inmediato. El pasado 17 de octubre se prohibió aterrizar a Quliyev en el aeropuerto de Bakú. Al realizar una escala en la ucraniana Simferopol fue detenido por un agente de Interpol y naturalmente puesto en libertad el día siguiente. Por miedo a una "Revolución importada", los escuadrones y las unidades especiales del ejército nacional bloquearon durante los días previos a las elecciones la carretera que une el aeropuerto con el centro de Bakú.

Movimientos juveniles

Naturalmente, la sociedad civil azerbaiyana ha experimentado en los últimos meses un renacimiento a través de la propagación de diferentes movimientos juveniles según el modelo ucraniano de PORA. En febrero de 2005 surgió el grupo YOX ("No"), que abogaba por un cambio no violento. La difusion de octavillas, organización de diversas manifestaciones y un decidido trabajo en el campo de los Derechos Humanos y la lucha contra la corrupción corresponden también a las actividades de otras organizaciones juveniles como Yeni Fikir ("Nuevas Ideas"), Megam ("Momento") y Dalga ("Onda"). Miles de jóvenes azerbaiyanos navegan actualmente en foros de Internet, chats o foros de noticias sobre el futuro de su país. Más allá de los foros virtuales, han surgido en los últimos meses clubes de debate y encuentro de jóvenes librepensadores, que constituyen la espina dorsal de la sociedad civil.

El régimen se desmorona

Se ha discutido intensivamente en la prensa azerbaya si la democratización del país y la integración de Azerbaiyán en las estructuras euroatlánticas se producirá a través de una revolución o bien de manera progresiva. Una evolución de la democracia según el modelo moldavo -donde el Presidente Voronin ha perdido democráticamente las elecciones parlamentarias- es la favorita de los analistas locales e internacionales. Ello posibilitaría cierta continuidad en el gobierno del país mediante la democratización "desde arriba" y "desde abajo", apoyada por un Parlamento independiente. El periódico pro-presidencial 525ci qezet escribe que el mismo Presidente Aliyev ha comenzado una "Revolución de Terciopelo" con el despido del Ministro para el Desarrollo Económico y Salud y de otros altos cargos del país. Los despidos han sido bienvenidos por algunos observadores europeos, aunque es difícil decir si debajo de esas medidas se esconde una voluntad democratizadora. Evidentemente, el régimen autoritario de Ilham Aliyev, que ha heredado la presidencia de su padre hace dos años, se encuentra en una crisis política y ha comenzado a desmoronarse.