EuroPolis: ¿Una opinión pública europea?

Artículo publicado el 26 de Noviembre de 2008
Artículo publicado el 26 de Noviembre de 2008
Es algo que se discute. No tanto sobre su existencia como sobre su forma. ¿Es la opinión pública europea una realidad elitista que solo concierne a la economía y la política, o es el lugar de juego de la Generación Erasmus? ¿Hablará en algún momento el público europeo con una única voz? ¿Llegará EuroPolis?

"Los europeos se informan en su mayor parte en los medios nacionales, aun cuando muchos han sido comprados por empresas internacionales", indica el periodista Adam Krzeminski. "Esto no significa que se haya llegado a una homogeneidad de los contenidos", explica la profesora polaca Beata Ociepka comando como ejemplo el diario Fakt, que pertenece a la editorial alemana Axel Springer desde 2003. "La redacción se orienta según el sentimiento del público nacional". Esto lo demostrarían los clichés anti alemanes en los reportajes de Fakt en su versión poloaca durante el partido del Mundial de fútbol entre Alemania y Polonia. Más bien son los formatos los que se igualan en toda Europa.

"Las noticias sobre Europa han aumentado notablemente", completa Alois Berger. Cuando este alemán llegó a Bruselas hace 15 años escribía tres artículos por semana. Hoy, el mercado de su país pide al día el mismo número de contribuciones provenientes de la sede principal de la Unión Europea. "Europa tiene cada vez más espacio", también en los medios clásicos nacionales. "Los sistemas de otros países juegan un importante papel: por ejemplo, los bancos en Islandia y en Inglaterra son de repente cruciales para los ahorradores alemanes", dice Berner respecto de la crisis financiera.

Los europeos exigen un debate público, cuando...

La tendencia es clara según Berger: "En cuanto hay una crisis, Europa se une. Entonces gritan los ciudadanos: ¡Ahora necesitamos a la UE!". En tiempos inciertos se consume más política y se reclama más debate público. Esto significa que los europeos se orientan de forma regional en la vida cotidiana. Un experto en el público europeo lo confirma. "La televisión está cada vez más dominada por nichos locales o mentales. Es la imagen del contexto cultural nacional", afirma Klaus Wenger, de la emisora franco-alemana Arte. La existencia de temas europeos es un hecho desde hace tiempo. Un ejemplo es el ingreso de Turquía en la UE, así como la política energética o exterior. El corresponsal europeo Berger va un paso más allá cuando mantiene que los "discursos del tipo 'necesitamos a Europa' no interesan a nadie. Lo que haga la Unión Europea para el cambio climático, eso sí interesa".

Euromedios

¿Qué es el público europeo? Su eje central son los medios, si son paneuropeos. Una prensa meta-nacional de estas características aún está muy verde –una plataforma que se usa con frencuencia por la élite son las ediciones internacionales de los medios nacionales, en inglés y en Internet. "Curiosamente, el medio de información europeo por excelencia es el International Herald Tribune", dice Frey, al que suma BBC World y CNN International. Si los intereses nacionales ya no sirven, ¿cuál es la brújula de los medios europeos? La prensa paneuropea existe, al menos como formato (EuroNews). Para superar las barreras de la lengua y la cultura, los medios paneuropeos reúnen a autores internacionales en sus redacciones, publican en la lingua franca, el inglés, o traducen sus publicaciones.

La Generación Erasmus, futuro del público europeo

En cuestiones de opinión pública europea, la Generación Erasmus es muy activa –es su creadora y su usuaria, como constata Karen Hauff del Hertie School of Governance berlinés. Esta joven Europea actúa más allá de fronteras nacionales y de los nichos clásicos como son la política, la cultura y la economía. Por eso mismo necesitan canales de información y comunicación multinacionales. La Generación Erasmus vive una nueva forma de conciencia europea –políglota y móvil. Vive en las ciudades europeas y en el ciberespacio y aprovecha las oportunidades de formación y de empleo, que se basan en el intercambio internacional. Su concepto de 'hogar' ha perdido las viejas fronteras técnicas y sociales.

27 no es 1

El camino que siga Europa marcará su conciencia pública. Los países de la UE, explica Krzeminski, juegan a dos bandas. Por una parte intentan aumentar su poder dentro de la UE y por otra  quieren poner en marcha una política común. Que "Europa se convierta en un único, nuevo y gran Estado nacional" parece algo improbable, según afirma Berger. ¿Pueden sustituir los medios europeos a los medios nacionales? Nuevos formatos ayudarían al público europeo. Pero que estos solo tengan una opinión y no múltiples parece más una visión utópica que una realidad. Una conciencia pública europea es una condición para la democracia a nivel de la Unión Europea. Su medida es la diversidad.