Eutelsat, el defensor de los derechos del hombre…de negocios

Artículo publicado el 7 de Agosto de 2008
Artículo publicado el 7 de Agosto de 2008
Poco antes de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín, la cadena de televisión independiente New Tang Dynasty (NTD) reclama su redifusión en China, ya que había sido interrumpida el pasado 16 de junio por el operador del satélite europeo Eutelsat.

Son aproximadamente 80 las personas que el pasado miércoles 6 de agosto respondieron a la llamada lanzada por NTD-TV. Sus pancartas, desplegadas ostensiblemente delante de la sede parisina de Eutelsat, expresan un mensaje bien explícito: “Restableced la difusión de NTD-TV antes de los Juegos Olímpicos” o, también, “Berretta: no colabore con el Partido Comunista Chino (PCC), devuelva NTD al pueblo chino”.

“Obtener nuevos mercados”

El pasado 16 de junio, el presidente y director general de Eutelsat, Giuliano Berretta, interrumpió la difusión de la cadena NTD-TV en China alegando como pretexto una avería eléctrica irreversible en el satélite W5. La cadena independentista, próxima a la corriente espiritual Falun Gong (prohibida en el gigante asiático) y seguida por millones de telespectadores en China, no duda lo más mínimo a la hora de cuestionar y tratar temas que disgustan al Régimen de Pekín: derechos del hombre, represión en el Tíbet e investigaciones sobre la otra cara de los Juegos Olímpicos se encuentran entre sus temas favoritos.

(Photo:B.L)El 10 de julio, la organización Reporteros sin Fronteras (RSF) denunciaba en su sitio de internet la “decisión premeditada y política” de Eutelsat, un “corte arbitrario” a fin de limpiar la imagen del Gobierno Chino para “obtener nuevos mercados”. RSF publicaba igualmente el contenido de una conversación telefónica mantenida entre un responsable de Eutelsat en Pekín y un interlocutor haciéndose pasar por funcionario del Departamento de la Propaganda: “ Es el presidente y director general de nuestra sociedad en Francia quien ha tomado la decisión de cortar la difusión de NTD-TV, confiesa el primero, hemos recibido quejas y llamadas de atención por parte del Gobierno Chino”

"No es sólo una cuestión de chinos"

A dos días de los Juegos Olímpicos, NTD-TV espera aún arreglar las diferencias de modo amistoso y muchos intentan por última vez convencer a Giuliano Berretta de replantear su decisión. “Es vuestra última oportunidad, señor Berreta” proclama Joe Wang, presidente de la filial canadiense de la cadena, refiriéndose a “aquel que puede escucharle casi desde el edificio de al lado: “¡Tiene una oportunidad de oro para convertirse en el héroe del pueblo y de la libertad de información!”

Michel Wu, antiguo director de la redacción en Mandarín de RFI, no duda al comparar la NTD a las llamadas radiofónicas del General De Gaulle, e incita al espacio de satélite europeo a optar por la libertad más que por la dictadura y la mentira.

“Una bocanada de oxígeno sin la cual nos asfixiamos”

Los involucrados son bien conscientes de que la pequeña multitud reunida en París no cambiará nada, y que una movilización mediática e internacional les aportaría una gran ventaja. “La libertad de expresión en China no es sólo una cuestión de los chinos, sino que concierne al mundo entero”, afirma Joe Wang. “China será pronto una de las grandes potencias mundiales, de ahí nuestro papel de protectores de las libertades individuales. En Europa sabéis mejor que nosotros que una gran potencia sin libertad puede convertirse rápidamente en una peligrosa dictadura”, añade.

Joe Wang hace alusión a las decenas de miles de mensajes de apoyo recibidos recientemente, entre ellos el de un telespectador que habría comparado la cadena disidente con una “bocanada de oxígeno sin la cual nos asfixiamos”. Vicent Brossel, de RSF y Jiang Wu, presidente del Partido Demócrata Chino en Francia, denuncian “el papel de ensañamiento por parte de las autoridades chinas en torno al movimiento Falun Gong” y los “crímenes contra la humanidad cometidos por el PCC”.

“Ilusiones perdidas”

(Photo:B.L)La manifestación de los defensores de la NTD revela un problema más general: el del impacto de los Juegos Olímpicos de Pekín en la situación de los derechos fundamentales de China. En su última edición , The Economist afirmaba que “el progreso de las libertades políticas en China tiene lugar a pesar de los Juegos Olímpicos, no gracias a ellos”. “Los chinos son mucho más libres hoy que hace 30, 20 o incluso 10 años” afirma el semanario británico, pero los Juegos Olímpicos “han endurecido el Régimen” y “las autoridades han acosado a los disidentes con mayor vigor aún”. Los dirigentes europeos, conscientes de que los Juegos Olímpicos serán ante todo una expresión del nacionalismo chino, corren el riesgo de parecer cerrados en cuanto a la cuestión de los derechos del hombre sin por ello arremeter contra al Régimen de Pekín. Joe Wang concluye diciendo que “una vez más, no podemos confiar en el Partido Comunista Chino” y asegura que “continuará luchando si Berretta mantiene su decisión”. La próxima cita ya está programada: será en el Trocadero, en París, el día de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos.