Exit: El movimiento estudiantil que se convirtió en un gran festival europeo

Artículo publicado el 6 de Julio de 2015
Artículo publicado el 6 de Julio de 2015

El festival Exit en Serbia, uno de los más grandes en Europa, celebra este verano su décimoquinto aniversario. A pesar de que pueda parecer otro comercializado festival musical, no lo es. O al menos no lo era en sus inicios. 

El festival Exit fue fundado en el año 2000, a partir de protestas estudiantiles locales que estaban ocurriendo ese año. Estudiantes en Novi SadSerbia, protestaban en contra del régimen político de Miloševič. Reunidos en la ciudad, gritaban:"¡Sal de estos diez años de locura!"

''Comenzó como un levantamiento político, un esfuerzo conjunto de cientos de miles de personas que buscaban el destierro de un régimen altamente impopular y corrupto," escribió un periodista en el Liverpool Daily Echo, un periódico inglés, el 26 de octubre del 2010

El primer año en que se reunieron los jóvenes, lo hicieron durante cien días. El proceso culminó con una votación parlamentaria que lentamente terminó con el largo régimen de Miloševič, que dejó a Serbia sumida en la guerra, la injusticia social y la corrupción política. Fue un paso para los jóvenes serbios que les permitió organizarse y hacer algo para generar cambios en sus entornos locales, por ellos y sus familias.

La reunión se transformó en un festival que, a pesar de estar basado en la música, también intenta ser una herramienta política activa o, al menos, una plataforma para hablar acerca de las ideas políticas actuales y hacer preguntas, en especial las que tienen que ver con la juventud y los problemas en la región. Se ha convertido en una salida a su situación mediante el activismo y la auto-organización.  

Miembros del comité organizador del festival de este año explican: "Al principio, después de los trágicos años noventa, Exit estaba lidiando con Serbia y toda la región balcánica que intentaba salir al mundo. Un mundo del cual la mayoría de los jóvenes fueron apartados, un mundo que verían al mismo tiempo que sus padres. Nuestra generación estaba entusiasmada y ese entusiasmo fue el ingrediente mágico para esta loca atmósfera de la cual hablan artistas extranjeros y que tiene cobertura en la prensa europea e internacional."

Hoy, más de 2.5 millones de visitantes 

Hoy, después de quince años de acción, más de 2,5 millones de personas de más de 60 países han asistido al festival Exit en Novi Sad, en el famoso fuerte medieval Petrovaradin, en el centro de la ciudad. 

Los organizadores comentan que el cambio más grande que se ha dado en el festival es el público, ya que ha dado un salto generacional. Aquellos que nacieron en el año que se inició el festival han empezado ahora a asistir. Y también se produjo otro cambio: "Durante estos quince años, la situación ha cambiado y ahora Exit es la puerta de entrada del mundo a Serbia y la región. Cada vez más, estamos lidiando con problemas sociales de importancia mundial", explican los organizadores.

Los aspectos ideológicos de los eventos

Omar Moufakkir y Tomas Pernecky analizaron diferentes festivales en el mundo en su libro Aspectos ideológicos, sociales y culturales de los eventos y escribieron acerca de Exit. 

"Festivales alrededor del mundo proporcionan entretenimiento, pero el movimiento Exit continúa promoviendo su impacto local, nacional y regionalmente. Sigue manteniendo sus bases sociopolíticas y es responsable de crear iniciativas para generar conciencia que incluyen talleres, paneles y mini campañas enfocadas en valores universales contemporáneos como la tolerancia, los derechos humanos y los asuntos ambientales".

Cuando se discute el impacto local del festival, nadie puede ignorarlo. Ha ayudado a la ciudad, atrae turistas, deja en alto el nombre del país y mantiene a la juventud activa con algo que tiene un sentido social. Si Exit promueve una idea, mucha gente sabrá acerca de ella. 

Sin embargo, cuando hablamos de activismo e impacto político, deberían verse cambios reales, deberían generarse nuevas soluciones y cambios, preguntas concretas deberían ser respondidas. ¿Se puede lograr eso con un festival en el cual se reúnen millones de personas del todo el mundo? ¿Saben ellos acerca del origen del festival? 

Lo que le puede pasar a un evento como este es que acabe siendo comercializado, una corriente habitual en la sociedad actual, mediante la cual una idea acaba transformándose en un producto. El impulso fue real en el momento de creación, era prometedor en sus orígenes, pero puede perder su empuje inicial y convertirse en un bien que se puede vender. De la misma manera en que hace 15 años Exit surgió como una protesta en contra de un problema significativo, hoy puedes comprar una entrada si te gustan los artistas y estar al mismo tiempo apoyando a su causa. 

-

Este año el festival se llevará acabo del 9 al 12 de julio. Cafébabel estará en el Exit 2015 para ver si la mentalidad con la que se inició el festival hace 15 años, todavía existe. ¿Es ese pensamiento el que aún impulsa el festival y sus visitantes?