Expo Zaragoza 2008: a punto de ebullición

Artículo publicado el 5 de Junio de 2008
Artículo publicado el 5 de Junio de 2008
El 13 de junio se abre al público la Exposición Internacional de Zaragoza 2008, la sexta que se desarrolla en suelo europeo en los últimos 20 años.

Foto, Expo Zaragoza 2008Bajo el lema de “Agua y desarrollo sostenible”, Zaragoza 2008 corona -entre el 14 de junio y el 14 de septiembre- 20 años de apuestas europeas por el modelo de Exposición internacional para proyectar la imagen de una ciudad y embarcar a los ciudadanos en una reflexión lúdica y científica sobre las grandes cuestiones del futuro global inmediato. Plovdiv 91, Génova 92, Sevilla 92, Lisboa 98 y Hannover 2000 han precedido a Zaragoza en la aventura económica y estratégica de transformar una ciudad y modernizar la sociedad. “Si existe un grupo de países en el planeta que tiene capacidad de modificar la política del agua ese es el de la Unión Europea”, explica convencido Eduardo Mestre, el mejicano experto en temas hidráulicos que dirigirá la Tribuna del Agua, un ambicioso foro de reflexión, debate y encuentro de soluciones sobre la gestión mundial del agua y la sostenibilidad a lo largo de toda la muestra internacional. “Hacia la UE están dirigidas todas nuestras baterías”, remata.

Vecinos aplicados: desde Portugal hasta Suecia

Foto, Expo Zaragoza 2008Con sus 140 pabellones, sus 5.000 espectáculos y sus 2.000 expertos participantes en los debates, Zaragoza -capital de una región amenazada por la erosión y la desertificación en España- llama a todos los países a aportar ideas y medios para que haya agua para todos, y los países europeos han respondido a esta invitación. “Como buenos vecinos”, retoma Mestre, “Francia y Portugal han realizado un esfuerzo muy especial en cuanto a la calidad de sus exposiciones técnico-ciéntificas sobre el cambio climático. Pero destaco también la visita del pabellón de Suecia con una propuesta modernísima: ¿Cómo convivir con el agua aunque sobre agua?”. El pabellón sueco, además, se ha fabricado entero con materiales reciclables.

La UE nos tira de la oreja y nos regala música

Foto, Expo Zaragoza 2008Inmersa en el desarrollo de la Directiva marco para la lucha contra el cambio climático aprobada en enero pasado, la UE tiene pabellón propio en esta exposición. “Esta directiva es el documento de mayor alcance intelectual realizado por el Hombre sobre el agua”, se atreve a afirmar Mestre. La aportación de la UE será bastante crítica: en palabras de Sulvain Hubert, director del pabellón, se pondrá en evidencia “el abuso y el mal uso de este recurso desde las aglomeraciones urbanas, la actividad industrial y la agricultura”. Para ello, varios comisarios europeos acudirán a presentar sus análisis y sus propuestas en la Tribuna del Agua: Fischer Boel, Almunia, Louis Michel, Potocnik... La UE también auspiciará varias actividades culturales protagonizadas por europeos, como los conciertos de la islandesa Björk el 10 de agosto o el espectáculo de la bailaora de flamenco Sara Baras el 10 de septiembre.

El agua tiene la palabra

En el marco de la Tribuna del Agua también participarán el griego Stavros Dimas, comisario de medioambiente, y Javier Solana, Míster Pesc (Alto representante para la política exterior y de seguridad común), con sendos ensayos sobre la gestión del agua. El modelo de los debates y las conferencias se inspira en la experiencia de lo vivido en el Foro Barcelona 2004, comentan desde la organización del evento, “pero también de otras tres experiencias”, completa de nuevo Mestre. “El Foro Mundial del Agua desarrollado en el pasado en ciudades como Marrakech, La Haya, Kyoto o Ciudad de Méjico; eventos organizados por la ONU, como el de Mar del Plata en 1977, Dublín o Río de Janeiro en 1992; y el gran encuentro que organizó Francia en 1998”. De este país ha surgido una iniciativa pionera: la Agencia del Agua del río Garona, al norte de los Pirineos, ha decidido cruzar estas montañas para celebrar en Zaragoza sus sesiones mientras dure la Expo y hacerlas coincidir con las de la Confederación Hidrográfica del Ebro, el río que pasa por Zaragoza, lo que podría dar pie a políticas de gestión hidrográficas transnacionales inéditas hasta hoy.

No todo lo que es agua brilla

Construida al borde del río Ebro, la Expo 2008 recibe también críticas. Desde el colectivo ZH2NO se denuncia la incoherencia con los valores de esta muestra del hecho de construir una barrera en el río a la altura del recinto expositivo para crear un estanque de 4 kilómetros de largo, algo que modificaría de forma sustancial la flora y la fauna del río más caudaloso de España. Además, no se descarta que la UE haga valer la Directiva Marco del Agua, que prohibe que los Estados miembro deterioren sus ríos y obliga a restaurarlos, de modo que la costosa obra para construir la barrera tenga que eliminarse tras la Exposición. ¿El precio de una entrada? 35 euros para una jornada entre a de 9 de la mañana a 3 de la madrugada. Un montante contenido para evitar el fiasco en visitas de Hannover 2000 debido al precio de los billetes. Aun así, las previsiones de visitas (6,5 millones de personas en 3 meses) son modestas en comparación a los 18 millones de Hannover en cinco meses, los 10 de Lisboa en 3 meses o los 42 de Sevilla en 6 meses.