Femen (feministas ucranianas): El topless como arma política

Artículo publicado el 24 de Febrero de 2011
Artículo publicado el 24 de Febrero de 2011
Al principio fue contra la expansión del turismo sexual en Ucrania lo que lanzó a las calles a los 300 miembros del colectivo feminista Femen. Y es que hay 12.000 prostitutas extranjeras activas y en crecimiento bajo la mirada indiferente de las autoridades. Femen lleva ya tres años organizando performances con sus cuerpos desnudos como arma política.
Inna Shevechenko, nada más dar un poco de guerra frente a la embajada italiana, cuenta a cafebabel.com el porqué de su rabia y de sus esperanzas.

cafebabel.com: ¿Cuándo y por qué nació en Kiev el colectivo feminista Femen ?

Inna Schevchenko: Hace tres años. Queríamos darle a las mujeres la posibilidad de protegerse. En Ucrania nadie lo hace, ni lucha por nuestro derechos: la prostitución y el turismo sexual son omnipresentes, y no hay ninguna mujer en el mundo político o empresarial que pueda ser un modelo [aparte, quizás, de la antigua primer ministro Yulia Timoschenko, una de las líderes de la Revolución Naranja de 2004; ndr].

cafebabel.com: ¿La prostitución esta legalizada en Ucrania?

Inna Schevchenko: No, es ilegal, pero hay burdeles por todas partes, desde el centro de Kiev a las regiones más alejadas. Los policías se callan y no hacen nada para impedirlo, porque la prostitución supone un flujo importante de dinero. Muchos turistas vienen a la región para aprovechar del turismo sexual. Si van por la calle, pueden entablar una conversación con una chica y decirle “Soy un turista americano, ven conmigo”.

cafebabel.com: ¿Y la chica consiente, sin más?

Inna Schevchenko: A veces. Es que Ucrania es un país muy pobre. Cuando un hombre se nos acerca y nos propone trabajar en un burdel con un buen salario, la mayoría de las mujeres que viven en las ciudades de provincia y que no tienen nada para vivir caen en la trampa, porque es lo único que les queda. No hay oportunidades de trabajo. Si quiero ir a trabajar a un banco, me dirán que no, porque soy mujer, y que es un mundo de hombres...

El presidente ucraniano invitó a visitar Ucrania en primavera, "cuando las chicas visten ropa ligera"

cafebabel.com: Y vosotras, para cambiar las cosas, hacéis topless...

Inna Schevchenko: En realidad nos hemos dado cuenta de que, para cambiar las cosas aquí, lo único que tenemos es nuestro cuerpo y nuestro espíritu. A mí no me importan el Gobierno ni la policía... La única forma de enfocar la atención sobre nosotras es escandalizando, y exhibirnos es una forma como otra de hacerlo.

cafebabel.com: ¿Cómo reacciona la gente frente a vuestras performances?

Inna Schevchenko: Difícilmente. Hasta los periodistas no tienen reparo en llamarnos prostitutas. A menudo a la gente le cuesta entenderlo, pero, cada vez más, el mensaje llega igualmente, porque se les van yendo las dudas y se dan cuenta de que hablamos de los verdaderos problemas de nuestra sociedad.

cafebabel.com: ¿Y con las autoridades, no hay tensiones?

Inna Schevchenko: En cuanto hacemos una performance, hay un montón de policías para vigilarnos. Esta mañana, de nuevo, nos llamaron la atención durante el flash-mob. ¡Lo más contradictorio es que no hacemos nada que no permita la ley! Quieren que nos callemos porque decimos la verdad, porque somos valientes y fuertes. ¡El policía me confesó no saber por qué me detenía, que la orden venía de mas arriba...! Muchos políticos vinieron a vernos para intentar comprar la fuerza del Femen, que les interesa. Pero si nos vendemos, aunque sea una sola vez, los valores que defendemos habrán sido corrompidos. Mientras tanto intentamos conseguir dinero como podemos: vendiendo camisetas, pósters, objetos de arte... etc. Pero estamos convencidas de que alguien en Europa sabrá oírnos y aportarnos su apoyo.

cafebabel.com: ¿Qué reivindicaba vuestra manifestación de esta mañana?

Inna Schevchenko: Nos citamos frente a la embajada de Italia para decirles a todas las italianas que estamos con ellas. La imagen del mujeriego guay que puede follar con todas, transmitida por Silvio Berlusconi, representa todo lo que no queremos. Y si tiene la cara de seguir con las suyas, ¡no dudaremos en ir a Italia a ver quién los tiene más grandes...!

Fotos y vídeo : curtesia de Femen/www.femen.org/