Festival de Cine Europeo: Asombro, reconocimiento y alivio

Artículo publicado el 15 de Noviembre de 2010
Artículo publicado el 15 de Noviembre de 2010
Éstos podrían ser los tres sustantivos que mejor denominen los premios otorgados en la séptima edición del Festival de Cine Europeo, el pasado 13 de noviembre en el teatro Lope de Vega (Sevilla). Cierta discrepancia, una vez más, entre público y jurado, hizo de la gala de clausura toda una caja de sorpresas, aunque eso sí, con unos músicos extraordinarios animando al son de I Feel good.

Recuerdo a Luis García Berlanga

Coincidiendo con un día de luto para el cine español por la muerte “del monumento del cine y del monumento personal que fue Luis García Berlanga”, al que el director del festival, Javier Martín-Domínguez, ha definido como “un guía para nosotros”, la apertura de dicha gala fue precedida por el recuerdo “del maestro” (...) Especialmente sensibilizadas con este festival por la presencia de un documental protagonizado por su madre, Nieves Arrizola; en un extracto del mismo ésta se refería a Berlanga como “despistao”, “anarquista de mierda” (con todo el cariño) y haciendo especial hincapié en que él mismo se consideraba un “anarquista independiente”.

Palmarés

El film Son of Babylon, del director iraquí Mohamed Al-Daradji, se alzó con el Giraldillo de Oro a la mejor película del festival. En ella se cuenta cómo tres años después de la caída del régimen de Saddam Hussein, Ahmed, un niño kurdo de 12 años, recorre las carreteras del norte de Irak con su abuela. Ambos buscan al padre del niño, un soldado arrestado por la Guardia Republicana de Saddam al final de la Guerra del Golfo. En su búsqueda, viajan por caminos devastados por las bombas y se cruzan con otras personas en la misma situación; el intento de una nueva vida y de un futuro. El galardón está dotado con 45.000 euros, destinados a la distribución de la película en España, como todos los premios de este certamen.

(...)

El Giraldillo de Oro a la mejor película documental, correspondiente a las participantes en la sección Eurodoc, y dotado con 20.000 euros, se le concedió a la coproducción hispano-sueca Último capítulo: Adiós Nicaragua, de Peter Torbiörnsson. Se trata de un documental acerca de la culpa y de ideologías manchadas de sangre. La película arranca con la explosión de una bomba durante una rueda de prensa del comandante Cero, en la selva entre Nicaragua y Costa Rica que hiere y mata a más de veinte periodistas.

Leer la noticia completa y toda la cobertura del Festival de Cine Europeo en sevilla.cafebabel.com