Fotos: Bruselas hace sitio a las instituciones europeas

Artículo publicado el 19 de Agosto de 2008
Artículo publicado el 19 de Agosto de 2008
Bruselas cambia mientras se acerca a lo más parecido a la capital europea. Contrastes de una ciudad: ladrillo contra cristal

Desde los años 70, los proyectos de diseño europeo llevados a cabo en Bruselas han venido alterando el paisaje urbanístico de la ciudad.

En efecto, la capital belga ha tenido que adaptarse para albergar al personal diplomático y a las instituciones políticas de la Unión Europea.

Con frecuencia ha dado la prioridad a la construcción de nuevos inmuebles, descuidando la preservación de edificios históricos y viviendas residenciales.

El resultado es que distritos como Schuman, Berlaymont o Leopold, así como sus alrededores, están sufriendo continuos planes de transformación y re-urbanización.

Fuera del horario normal de oficina, estas zonas permanecen desiertas y son, cada vez más, habitadas por ciudadanos extranjeros.

El abandono de los edificios más antiguos de Bruselas es ya un hecho al que viene añadirse el derribo como una solución alternativa, más barata que el mantenimiento.

La lucha por permanecer en el entorno urbanístico de Bruselas sigue su curso.

Durante años, organizaciones como ARAU llevan haciendo campaña por la regeneración de los barrios y los lugares más emblemáticos de la ciudad.