Fotos: el sueño chino en Shanghái y Cantón

Artículo publicado el 16 de Julio de 2008
Artículo publicado el 16 de Julio de 2008

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

A pocas semanas del comienzo de los JJ OO de Pekín, los preparativos se aceleran y empiezan a verse los impresionantes resultados de las grandes obras urbanas. Así, en tres años, se ha creado un bosque en Pekín con 530.000 árboles. Paisaje urbano en mutación.

 Casa de un basurero en las afueras de Shangai | Foto: Boris Svartzman/ svartzman.com

La China de hoy: una cantera sin fin que cae y renace de sus propias cenizas, como el ave Fénix que coquetea con su inmortalidad.

Crédits : Boris Svartzman/ svartzman.com

El sueño chino es el de un país que tiene confianza.

Guardia roja en Shanghai | Foto: Boris Svartzman/ svartzman.com

Pero el sueño chino se ha fragmentado durante miles de años, de miseria y de éxitos. Es un sueño formado por miles de sueños amontonados y entrelazados entre unos y otros, haciendo oír sus voces a pesar de la evidencia del progreso.

Foto: Boris Svartzman/ svartzman.com

Sueño sin utopía. Pragmatismo para el nuevo modo de vida chino.

Foto 5 | Foto 4 | Foto 3 | Créditos: Foto 2 | Créditos: Boris Svartzman/ svartzman.com

Una China inmensa, en la que la ciudad embrionaria está tan cerrada como un pueblo. La ciudad es un elemento extraño que se injerta en el ocaso de un imperio esencialmente rural.

Foto 6 | Foto 5 | Foto 4 | Foto 3 | Créditos: Foto 2 | Créditos: Boris Svartzman/ svartzman.com

Una metamorfosis en sentido único, que no tolera ni la duda ni la ralentización.