'Four Lions’, una comedia terrorista (reseña)

Artículo publicado el 18 de Noviembre de 2010
Artículo publicado el 18 de Noviembre de 2010
El satírico cineasta británico Chris Morris busca el impacto con su primer largometraje; cuenta las andanzas de un grupo yihadista del norte de Inglaterra que planea un atentado suicida en Londres. Coincidiendo con su lanzamiento europeo, presentamos una reflexión sobre cómo y por qué Morris se burla de una cuestión tan delicada cinco años después de los atentados del 7 de julio.

En Reino Unido, tragedia y comedia comparten una relación muy estrecha. Es un matrimonio complicado que posibilita la cultura británica, capaz de arrojar luz sobre los temas más oscuros. Entonces, cuando uno de los asuntos más controvertidos en la sociedad contemporánea se une en santo matrimonio con la comedia, ¿quién mejor para conducir el sermón que el tristemente célebre Christopher Morris, de 45 años?

Christopher Morris: "paedogeddon-filia" y regreso

Póster oficialOtrora una figura prominente en la comedia británica, famoso por sus parodias de noticias y documentales, Chris Morris ha estado un tanto tranquilo en los últimos años. En el apogeo de su carrera televisiva, produjo Paedogeddon, un documental satírico de triste fama sobre la pedofilia como parte final de sus Brass Eyeseries en 2001. Una crítica corrosiva sobre la cobertura de los medios de comunicación modernos, Morris (considerado por muchos un fuera de serie) trataba de destacar la tendencia de los medios a exagerar hasta el punto de sembrar miedo. Alabado por sus seguidores como un clásico instantáneo, el show no logró el mismo impacto en la prensa de derechas, que condenó la obra de Morris por irresponsable, ¿consecuencia? Número récord de quejas recibidas por un programa en la televisión británica. Posteriormente la emisora pública Canal 4 se deshizo de Morris, tratando de limpiar su imagen rápidamente. Tras una temporada alejado de la comedia, regresa con su primer largometraje (estrenado en el Reino Unido el 7 de mayo) haciendo lo que hace mejor: producir una comedia excelente y generar polémica.

Para ser una película que trata sobre un tema tan explosivo, el contenido de Four Lions es bastante mordaz al enfocar las tareas mundanas de los aspirantes a terroristas. Desde el pedido a granel de cloro para explosivos hasta su transporte bajo el cielo gris de Sheffield, el film destaca las cuestiones prácticas del fanatismo. Los cuatro miembros de la célula terrorista, reunida a salto de mata, discuten continuamente sobre cualquier formalidad que intentan resolver mediante principios confusos e incoherentes. Morris tiene que agradecer el resultado a un guión económico y eficaz y a un elenco relativamente inexperto, con una gran actuación de Riz Ahmed (28 años), que interpreta el papel principal de Omar.

El terrorista cotidiano

Pero, en primer lugar, para desmenuzar semejante tabú, Morris tenía que recurrir a la comedia. A través de la sátira puede individualizar lo absurdo de los tipos distintos de extremismo islámico que existen y luchan uno contra otro en el Reino Unido, en Europa y en todo el mundo. Consigue penetrar hasta el fondo de un tema delicado bajo el fino velo que es la comedia y sacarlo a la luz como lo que es: una tontería bastante graciosa. Las tribulaciones de Omar en el film se concentran en el lado humano del terrorista cotidiano cuando lucha con sus propias emociones y creencias, culminando en un momento final de comprensión, cuando todo parece un poco tarde. Pero es el elenco secundario de Omar el que ofrece la mayor parte de las risas genuinas a través de personajes bastante convencionales (para ser una comedia de Chris Morris). Waj (interpretado por el actor británico-iraní Kayvan Novak) siempre está cerca para añadir un comentario tonto y a menudo es el eje de las escenas de comedia más tradicional. Es una fórmula que funciona y que, combinada con una buena dirección y fuerte producción, logra crear una comedia muy británica, y de calidad.

Sin embargo, como siempre, la obra de Morris (que también co-escribió el film) no deja de tener sus críticos. Para muchos, el film va demasiado a fondo y reabre las heridas justo cinco años después de los ataques mortíferos en el transporte público de Londres. Seguir a los yihadistas desde el norte de Inglaterra mientras planean un ataque sobre la capital es una parodia demasiado real para algunos, incluyendo muchas de las familias de las 52 víctimas de los atentados. Para la mayoría, sin embargo, Four Lions ofrece la oportunidad de ridiculizar lo ridículo.

Four Lions se estrenó el pasado 7 de octubre en Francia y Dinamarca

Fotos/vídeo: FourLions.co.uk