Gay

Artículo publicado el 9 de Mayo de 2007
Artículo publicado el 9 de Mayo de 2007

“Mariposillas”, “focas”, etc: las incongruentes metáforas usadas para designar a los gays campan a sus anchas por toda Europa. El término inglés queer, significa a la vez “homosexual” y “raro”. Proviene de un antigua expresión alemana quer, que significaba “oblicuo”. Por oposición, a los heterosexuales se les dice straight, que significa “derechos”, pero también “estrechos” (léase “de miras estrechas”). Cada cual tiene los vicios que puede permitirse. Algo más “echados p'alante”, los homosexuales españoles han convertido lo que era un insulto (“maricón”) en un apelativo casi cariñoso o de confianza entre ellos. En cuestión de comparaciones despectivas con animales, vamos desde el “mariposa” al “palomo cojo”. Los franceses, sin embargo, les dicen “focas”. Ahora bien, estos simpáticos pinípedos de los glaciares no son más proclives a prácticas homosexuales, según los estudios científicos, que cualquier otra especie animal. ¿De donde viene, pues, la comparación? Quizás del verbo phoquer, una expresión del Québec canadiense, referido a la sodomía y derivado de término inglés fuck [follar]. No es, en cambio, la única explicación posible: en el mar, el foque es una vela dispuesta en los barcos para tomar el viento... desde atrás, desde la popa. Hablando de barcos: la expresión francesa “ir a vela y a vapor” designa a quienes optan por la bisexualidad activa. Mucho más pragmáticos, los bisexuales británicos lo que suelen hacer es play for both teams o bat for both sides; es decir, “luchar en ambos bandos”.