Geert Wilders avanza en Holanda

Artículo publicado el 5 de Marzo de 2010
Artículo publicado el 5 de Marzo de 2010
El populista holandés de derecha Geert Wilders, político controvertido por su declarada islamofobia, ha ganado un gran número de electores en las elecciones municipales celebradas esta semana en el país. De repetir este éxito en las parlamentarias del próximo 9 de junio, el resultado desestabilizará a Holanda y obligará, en opinión de la prensa, a que Europa se ocupe seriamente de Wilders

De Volkskrant - Holanda: Estabilidad en peligro

En opinión del diario liberal de izquierda De Volkskrant, si los resultados de las próximas elecciones parlamentarias del 9 junio en Holanda son como los de las municipales, el país se verá expuesto a la inestabilidad: "La escasa participación electoral y la victoria de los partidos locales no pueden ser interpretadas de otra manera que como una seria falta de confianza en la política nacional. Eso no deja lugar al optimismo. La fragmentación del paisaje político no parece haber llegado todavía a su fin. [...] Al [socialdemócrata] PvdA y al [cristianodemócrata] CDA les resulta muy importante evitar que el [populista de derecha] PVV se convierta en el mayor partido, pero no se conceden entre ellos el honor de hacerlo. [...] Sea quien sea el que llegue a la meta como más fuerte el 9 de junio, prácticamente resultará imposible formar una coalición de menos de cuatro partidos. Si el PvdA quiere impedir que Wilders se haga con el poder y el CDA también prefiere gobernar sin el PVV, se plantea la pregunta de si es inteligente que ambos partidos se excluyan entre sí como socios de coalición". (05/03/2010)

Neue Zürcher Zeitung - Suiza: Hay que tomar en serio a Wilders

Tras el éxito del Partido por la Libertad (PVV) del político de extrema derecha Geert Wilders en las elecciones municipales holandesas, el diario Neue Zürcher Zeitung llama a enfrentarse seriamente a los críticos radicales del Islam. En la opinión de dicho periódico, Wilders suele formular reclamos absurdos y no está interesado en una política constructiva, pero ignorarlo constituiría un acto de negligencia: "Holanda, que antiguamente albergaba una manera liberal de llevar la vida y un laisser-faire lleno de fantasía, no ha querido percibir, durante demasiado tiempo, que ha desarrollado bajo el manto de la generosa inmigración una sociedad paralela a la que le importan un bledo los esfuerzos moderados de integración. Por ese motivo, los partidos democráticos no podrán evitar tener que ocuparse de manera intensa con este problema. Si quieren dejar sin oponer resistencia en manos de Wilders el campo de la política de integración, se arriesgarán a que el PVV, bajo su líder fantasmal, juegue un papel de liderazgo en el próximo Parlamento de la Haya y obstaculice de manera masiva una labor sensata de Gobierno. Ni la moderación más noble vale tal precio". (05/03/2010)

La Razón - España: Los partidos europeos deben reaccionar

El partido de extrema derecha de Geert Wilders sale fortalecido de las elecciones locales holandesas. Los grupos políticos europeos deben comprender las razones de ello y reaccionar ante las mismas, opina el periódico La Razón, cercano al ala conservadora de la Iglesia Católica: "En todo caso, y tras el referéndum en Suiza que prohibió la construcción de minaretes, los resultados de Holanda refuerzan la tendencia en Europa a marcar distancias con la creciente presencia musulmana y la radicalización islamista. En este punto, más que una reacción xenófoba en un país con larga tradición de acogida, parece que la fanatización de determinados sectores musulmanes [...] se sitúa en el origen de esta ola de rechazo. Sea como fuere, asistimos a un fenómeno que no se explica tildándolo con descalificaciones tópicas. Existe un nuevo desafío en Europa y si los partidos tradicionales no son capaces de resolverlo, los ciudadanos acaban eligendo otras opciones". (05/03/2010)

Sme - Eslovaquia: Un modelo que amenaza con extenderse

El periódico liberal Sme muestra preocupación respecto al éxito del populista de derecha Geert Wilders: "Es muy posible que cualquier Gobierno futuro holandés –de no ser una gran coalición como la que ahora ha fracasado– necesite el respaldo de Wilders. Éste no es un extremista del tipo al que estamos acostumbrados. No es un racista y con seguridad no es antisemita, no padece de antiamericanismo, está contra el proteccionismo y apuesta por el mercado libre. Por otra parte, esparce el odio, habla de culpa colectiva, quiere frenar cualquier clase de inmigración. [...] No sabemos cómo se comportará si es que llega a obtener parte del poder. Él mismo dice que no insistiría en que se cumplieran algunas de sus propias sentencias contra los inmigrantes. No obstante, será necesario observar el proceso atentamente, porque su modelo amenaza con extenderse a amplias partes de Europa". (05/03/2010)

 Foto: ©ANS-Online/Flickr