GÉNERO PUNK-ROCK : ¡LOS ABUELOS DEL PUNK QUE ANIMAN LA SALA DE CONCIERTOS L'ANCIENNE BELGIQUE !

Artículo publicado el 5 de Julio de 2014
Artículo publicado el 5 de Julio de 2014

El sábado pasado, último día del mes de mayo, la sala de conciertos l'Ancienne Belgique se llenó en la acogida de uno de los grupos más grandes del punk rock.

El sá­ba­do pa­sa­do, úl­ti­mo día del mes de mayo, la sala de con­cier­tos l'An­cien­ne Bel­gi­que se llenó en la aco­gi­da de uno de los gru­pos más gran­des del punk rock.

La banda es­ta­dou­ni­den­se Bad Re­li­gion atra­jo un pú­bli­co muy di­ver­so, desde ska­ters de 17 años hasta punks o aman­tes del death metal, tal es la in­fluen­cia de estos ca­li­for­nia­nos desde hace 35 años, cuan­do co­men­za­ron a estar pre­sen­tes en el pa­no­ra­ma mu­si­cal.

Apro­xi­ma­da­men­te un año poco des­pués de su úl­ti­ma apa­ri­ción en Groez­ro­ck vol­vie­ron a Bru­se­las para pre­sen­tar su úl­ti­mo disco: True North.

Fue des­pués del con­cier­to de Broad­way Ki­llers, en el in­te­rior de la AB (l'An­cien­ne Bel­gi­que) que el pú­bli­co, ya emo­cio­na­do, es­pe­ra­ba al mí­ti­co grupo. A las nueve menos cuar­to, la AB es­ta­ba a re­ba­sar, el pú­bli­co es­pe­ra­ba el es­pec­tácu­lo prin­ci­pal de la noche. 

Sin re­tra­so, ni ac­ti­tud pro­pia de es­tre­llas de rock, du­ran­te una hora y cua­ren­ta y cinco mi­nu­tos la sala es­tu­vo bajo la in­fluen­cia del so­ni­do de las me­lo­días ca­rac­te­rís­ti­cas y po­li­fó­ni­cas de Bad Re­li­gion. Graf­fin, así como sus «com­pli­ces» co­men­za­ron con la can­ción Fuck You, la pri­me­ra pista de su úl­ti­mo álbum.

En­can­ta­da con Su­per­so­nicProve it, veía la es­ce­na y por un mo­men­to creía ser una mez­cla entre Ki­dich y el her­mano pe­que­ño de Keith Ri­chards. Des­pués to­ca­ron Anes­the­sia, Si­nis­ter Rou­ger, Flat Earth So­ciety y el pú­bli­co ya que­ría co­men­zar con Sing along y Walk. En los mi­nu­tos de en­tre­ac­to, el chico que es­ta­ba a mi lado, se puso como ob­je­ti­vo en su vida, es­cu­char la can­ción Along the Way mien­tras que el es­tri­bi­llo de New Ame­rica se ele­va­ba hasta un tono pe­li­gro­so para los oídos. 

Du­ran­te Sor­row, en­tra­mos en la se­gun­da parte del con­cier­to y Graf­fin hizo lo que el quiso, que un pú­bli­co can­ta­se con él y así daría una mues­tra de su amor me­dian­te vasos de plás­ti­co. Es poco des­pués del mo­men­to en el que ellos co­men­za­ban la can­ción You are (the Go­vern­ment), cuan­do vien­do a mi al­re­de­dor me di cuen­ta que no era la única que me habia con­ver­ti­do en una cría de 14 años.

Estuvieron genial y acabaron el concierto con las canciones Infected y False Hope, se despidieron con el fragmento Punk Rock Song, creo que no hubo nadie en la sala que no lo haya cantado. Durante los aplausos, el grupo desapareció para volver 3 minutos más tarde y rehidratado, para cantar Along the way, al chico de mi lado y a todos los que estaban emocionados y tenían las manos levantadas. La velada terminó con American Jesus y el grupo se retiró entre aplausos y caras de emoción.

Para saber que un concierto es bueno, creo que hace falta mirar las caras de la gente de alrededor, y las de ellos parecían indicar que les había gustado mucho. Aunque los miembros del grupo tengan en su mayoría más de cincuenta años, Bad Religion es un valor seguro en materia de las actuaciones punk-rock. Así mismo, es un grupo que abre el espíritu de los jóvenes y los hace ver las cosas de manera diferente a como las ven los adultos.

Este concerto en Bruselas, tuvo lugar una semana después de las elecciones europeas que hicieron ganar a la extrema derecha en Francia y en concreto a euroescépticos de diferentes países. Al fin y al cabo tenemos mucha gente del mundo en Europa que no tomas las decisiones que conciernen, y aún peor, se desinteresa completamente y rechaza lo que pasa a su alrededor.

Si más gente escuchase con atención las letras de Bad Religion, ¿irían las cosas un poco mejor?