Gianni Miná o El poder del periodismo contrastado

Artículo publicado el 5 de Noviembre de 2007
Artículo publicado el 5 de Noviembre de 2007
Este año, Sevilla Festival de Cine Europeo ha decidido dedicar uno de sus homenajes a Gianni Minà proyectando su serie de seis documentales sobre Fidel Castro.
Gianni Minà, periodista italiano, se autodefine como un “maniático de la verità”, por lo que en su trabajo hace un gran esfuerzo por contrastar cada uno de los datos e incluso desmentir datos si con posterioridad descubre un fallo en ellos. Es por esta lucha por lo que este año se le homenajea. Aunque empezó como periodista deportivo, su trabajo evolucionó hacia un interés por “los problemas del pueblo” a través del periodismo político. Es por ello que en 1987 decidió realizar una entrevista Fidel Castro, que es la que estos días podemos ver de forma desglosada, abriendo el ciclo Fidel cuenta al Che. Según cuenta, la elaboración de la entrevista tuvo poco de convencional. Después de 16 horas con Fidel, descubrió que no era un líder corriente, que algo en su forma de actuar le diferenciaba de otros Jefes de Estado. Cuando se le pregunta por la retórica que Fidel utilizó en la entrevista asegura que “poca muy poca”, menos de la que ha visto utilizar a otros líderes políticos. Achaca la visión que en Europa se tiene de Fidel a una gran desinformación y, sobre todo, a que el viejo continente se ha quedado anclado en el antiguo Fidel, sin ser capaz de evolucionar con él. Si hay algo con lo que Gianni parece tan comprometido como con traer a Europa una visión real de Sudamérica es con la lucha por un periodismo democrático y libre, es por ello por lo que forma parte de una organización de periodistas democráticos italianos. Él, como muchos italianos, ve con preocupación la escasa libertad de expresión y la utilización de los medios que el gobierno de su país está llevando a cabo. En estos momentos, Gianni está preparando un documental sobre la realidad de Sudamérica contada por sus presidentes, el que dice será, casi con toda seguridad, “el último de sus grandes trabajos”.

Sara Domínguez Martín