Giulietto Chiesa: "Europa ha sido imprudente con Georgia"

Artículo publicado el 20 de Agosto de 2008
Artículo publicado el 20 de Agosto de 2008
El 12 de agosto, Rusia aceptaba el acuerdo de paz propuesto por la Unión Europea y tramitado por Nicolas Sarkozy. Entrevista con Giulietto Chiesa, periodista, escritor y eurodiputado, que estuvo en Osetia del Sur la primavera pasada

La vida de Giulietto Chiesa está unida a la Historia reciente de Rusia y de las repúblicas ex-soviéticas. Después de haber ocupado cargos en la dirección del PCI (Partido Comunista Italiano, disuelto en 1991), en los años setenta trabajó como corresponsal en Moscú para los diarios L'Unità y La Stampa, y escribió numerosos libros sobre la transición a la era postsoviética, permaneciendo en Rusia hasta el año 2000.

En el año 2004 fue elegido diputado al Parlamento Europeo, primero en el grupo de los liberales y democratas, después en el PSE. Actualmente continúa colaborando en periódicos y revistas italianos, europeos, rusos y americanos.

¿Cuál era la orientación política entre los habitantes de Osetia antes de la guerra?

(Foto: Wikipedia)Durante mi reciente viaje a Osetia del Sur hablé en ruso con decenas de personas, jóvenes y ancianos, y puedo asegurarle que no encontré ninguna que quisiera volver bajo el régimen de Georgia. El motivo es sencillo: en toda familia se cuenta con al menos un muerto en la guerra sufrida en 1992 contra los georgianos. En 1991, de hecho, a la vez que Georgia declaraba su independencia de Moscú, Osetia del Sur y Abjasia hacían su propia declaración de independencia, hecho que originó la guerra de entonces. Además, Georgia ha demostrado, con su última agresión, que no considera ciudadanos suyos a los habitantes de Osetia. Han puesto en práctica una verdadera limpieza étnica y han provocado, por la fuerza, la huida de los osetios de su propio país.

¿Cómo juzga la reacción de Rusia ante la agresión de Georgia?

Rusia ha hecho de manera precisa aquello que no podía no hacer. Georgia dejaba a Rusia dos alternativas: o retirarse, después de haber tenido muertes en su contingente militar, que están en Osetia, recordémoslo, de forma legal en base a los acuerdos de Dagomys de 1992, firmados también por Georgia. Retirarse habría significado, además, dejar sin protección a la población de Osetia, cerca de 100.000 personas que tienen, en su mayoría, pasaporte ruso. O, por el contrario, responder a las tropas de invasión georgianas del territorio de la república autónoma de Osetia del Sur, que es lo que ha ocurrido.

¿Cuál es el papel que juega la Unión Europea en la crisis del Caúcaso?

"La información suminitrada por los medios es la vergüenza de occidente"

El encuentro de Nicolas Sarkozy con el presidente ruso Medvedev y la propuesta europea de acuerdo de paz me ha parecido una iniciativa justa y útil, llegada tal vez con un poco de retraso, para tratar de volver a la normalidad. Mantengo, sin embargo, que Europa ha tenido responsabilidad en el origen de la guerra, ya que ha sostenido incondicionalmente al presidente georgiano, Saakashvili, y sus reivindicaciones sobre Osetia del Sur y Abjasia. No se declara una guerra así como así, y si Saakashvili lo ha hecho es porque se ha sentido apoyado por los Estados Unidos, sobre todo, pero también por la Unión Europea, de la cual aspira a formar parte en un futuro no demasiado lejano. No nos debe sorprender que, cuando se anunció en televisión que sus tropas habían agredido Osetia del Sur, Saakashvili fue filmado con la bandera de la Unión Europea. ¿Qué hacía esta bandera a la espalda del Presidente de Georgia, país que no forma parte de la Unión? Así pues, creo que Europa tendría que haber mantenido un acercamiento más prudente en sus relaciones con Georgia. Fue para verificar el estado de las relaciones entre la Unión Europea y Georgia por lo que estuve personalmente en Osetia del Sur la pasada primavera.

¿Qué piensa de la cobertura de esta guerra por parte de los medios de comunicación?

Considero, en general, que la información suministrada por la mayor parte de los medios de comunicación es la vergüenza de Occidente. Los telediarios occidentales emiten imágenes y titulares viciados y tendenciosos. Se ha dicho que Rusia quiere conquistar Georgia, cuando esta afirmación no se puede sostener de ningún modo. Además, se ha presentado a Saakashvili como una pobre víctima del malísimo Putin, evitando, la mayoría de las veces, mostrar Tsjivali arrasada por los bombardeos georgianos. Creo que se ha llegado al punto más bajo desde la guerra de Irak.