Gordon Brown: hombre de la semana

Artículo publicado el 14 de Octubre de 2008
Artículo publicado el 14 de Octubre de 2008
Por sus propuestas en economía Brown parece resurgir de sus cenizas políticas cuando ya nadie lo esperaba

Desde el 13 de octubre, las bolsas mundiales escalan el Everest. La confianza ha vuelto a los mercados y los analistas ven una luz al final del túnel de una crisis. Todo gracias a una cumbre histórica de los jefes de Estado y de gobierno de los países de la Eurozona el domingo 12 de octubre en París. ¿Qué hicieron sus asistentes? Copiar a Gordon Brown. “A veces hace falta una crisis para que la gente acepte que lo que es evidente y debería haberse hecho hace años no puede posponerse más”, acaba de decir en el Fondo Monetario Internacional. ¿Qué ha hecho? Inyectar dinero público en los bancos con dificultades de liquidez a cambio de acciones de esos bancos. Es decir, nacionalizar bancos o partes de bancos. Los líderes europeos han anunciado estar dispuestos a hacer lo mismo en sus países.

El liderazgo inglés en economía resulta patológico para una Europa que solo sabe actuar si primero lo hace Londres

Tiene mérito que esta vuelta al keynesianismo o a la pura socialdemocracia económica nazca en el país del neoliberalismo thatcheriano, pero el liderazgo inglés en economía resulta patológico para una Europa que solo sabe actuar si primero lo hace Londres. La siguiente propuesta de Brown es crear un nuevo sistema de Bretton Woods para garantizar la estabilidad del capitalismo globalizado, y Sarkozy, en la misma onda, habla de “refundar el capitalismo” centrándolo en la industria.

En clave nacional, Brown deja en fuera de juego al jefe conservador de la oposición, David Cameron. En clave europea, es posible que veamos cada vez más juntos en público a líderes como Zapatero, Sócrates, Brown y otros socialistas ante la oportunidad de devolverle el protagonismo a su ideología básica.