“Grecia necesita un cambio de mentalidad”

Artículo publicado el 26 de Marzo de 2010
Artículo publicado el 26 de Marzo de 2010
La ‘contabilidad creativa’ a la griega ha causado estragos. Ahora que la UE va a examinar las modalidades de ayuda económica en la cumbre europea del 25 y 26 de marzo, parece que los griegos están listos para una abatida general del ánimo

Tiendas vacías, barricadas delante de los escaparates e innombrables vendedores de baratijas: esto es lo que caracteriza el centro de Atenas. La marea incesante de turistas, arremolinados a los pies de la Acrópolis a unos cien metros de allí, es una gota de agua en el océano de las finanzas del Estado heleno. La crisis económica ha sacado a la luz hasta qué punto la ‘contabilidad creativa’ y la floreciente economía sumergida han sido funestas para los presupuestos del Estado. Así que el primer ministro, Yorgos Papandreu, no sólo ha anunciado medidas restrictivas, sino también una reforma fiscal. El objetivo: meter en cintura a los mercados “gris” y “negro” y reducir el déficit presupuestario. Para ser exonerado de impuestos a partir de los 12.000 euros de renta –por debajo se está exento– desde ahora los griegos tendrán que coleccionar facturas. La suma de las facturas debe corresponder a un porcentaje de los ingresos. Por ejemplo: una persona cuyos ingresos anuales sean de 40.000 euros deberá entregar facturas por 9.000 euros.

¡Abajo el individualismo!

El primer ministro griego impuso exigentes medidas económicas a los ciudadanosEl Estado griego espera así que los consumidores inciten a las empresas a someterse al IVA, aunque no es nada seguro que la población responda a la llamada. Como el economista, Yorgos Pagulatas, escribía hace unas semanas en las columnas del diario Kazimeriní, los griegos tendrían que cambiar profundamente de mentalidad para salir de la crisis. El alcalde de Atenas, Nikitas Kaklamanis (del partido conservador Nueva Democracia) comparte ese punto de vista: “Lo que hace daño a nuestra sociedad tiene que ver con la mentalidad que privilegia el interés individual en detrimento del interés general. Tirar la basura al lado del cubo es un simple ejemplo que ilustra perfectamente este tipo de mentalidad. Habrá que conseguir tener en cuenta a los demás para comprender una cosa: y es que lo que parece aportarnos algo a corto plazo, puede ser perjudicial para todos a largo plazo”. Kaklamanis teme que por ahora esto sea como dar voces al viento: “Una mentalidad inamovible puede resultar más poderosa que cualquier ley. En Grecia tenemos un número infinito de leyes, pero yo no sé cuántas de ellas se respetan de verdad”. Mientras tanto, intenta dar ejemplo a sus conciudadanos como buenamente puede. Desde su entrada en funciones en enero de 2007, ha dado un repaso a las finanzas de la ciudad, que ha desembolsado 50 millones en concepto de deuda. A su parecer los atenienses deben “adoptar una nueva actitud”. De este modo, los griegos deberían pagar impuestos “no sólo porque la ley les obliga, sino por voluntad propia: la gente tiene que ser consciente que uno puede pedirle a cambio al Estado un mayor nivel de servicios y aspirar a una mayor igualdad”, comenta. Un razonamiento lógico, pero no en Grecia.

Europa, una alianza necesaria 

¿Cuál es el rol de Europa? A pesar de ser conscientes de que los griegos son en gran medida responsables de la crisis que atraviesan, hay una fuerte tendencia a señalar con el dedo a la UE. “Es cierto que tenemos moneda única, pero no tenemos voluntad política común”, afirma Azanasios Papandropulos, periodista especializado en política y economía. Muchos griegos no dejan pasar la ocasión para insistir en la importancia de la solidaridad entre los Estados-miembros, con la esperanza de que el país no se quede solo. El presidente del Banco Nacional griego, Vasilis Rapanos, dice confiar en que la UE echará una mano para ayudar al país: “A pesar de los problemas, abandonar la zona euro no es opción para Grecia. Gracias a la cooperación europea, saldremos del túnel”. O, como ha dicho Kaklamanis: “No hay que señalarse con el dedo sino intentar comprenderse mutuamente […] Los amigos de verdad son los que están ahí en los momentos difíciles”.

Foto: ©tom.tziros/Flickr; ©Design Insane/Flickr