Greferéndum: “Un insulto a la democracia directa” 

Artículo publicado el 8 de Julio de 2015
Artículo publicado el 8 de Julio de 2015

[OPINIÓN] “Nos hemos enfrentado en los últimos días a la GRAN pregunta planteada por nuestro gobierno y esto me llena de horror, ira y decepción. En primer lugar, la pregunta en sí: ¿Cómo podemos decir si estamos “a favor” o “en contra” de una propuesta que la Comisión Europea ha quitado de encima de la mesa?” 

Por Martina S. 

¿Cómo pueden arrastrarnos a un referéndum en el que ninguno de los posibles resultados garantiza que los bancos vayan a abrir la semana que viene, o que la Comisión Europea sienta la presión de la mayoría griega y deje de tratar de llevar a cabo sus medidas de austeridad? Nuestro gobierno de izquierdas tiene un mandato muy reciente, legitimado por una mayoría de la población griega, que no llega ni siquiera a los seis meses, para negociar.

¿Por qué necesitan uno nuevo? Por supuesto, ellos no lo necesitan para negociar, por lo que se podría argumentar que lo quieren por el bien de sus ideales sobre igualdad soviética del siglo pasado, o, con horror añado, para arrebatarnos engañosamente el voto y así salir de la eurozona. Esta es, por tanto, la verdadera pregunta: ¿Sí o No para la zona euro y la Unión Europea? El sólo hecho de pensar en la posibilidad de dejar voluntariamente la UE me llena de ira.

Hemos disfrutado de la prosperidad de la UE desde 1981, con muchos momentos brillantes y también oscuros sin duda. Es cierto que, en el año después de la crisis económica mundial, las medidas han sido difíciles y que todos los griegos se han enfrentado a una nueva y dura realidad, pero todo sería aún peor si llegamos a salir del juego. Me asusta pensar en lo que le puede ocurrir a un país vetado para la financiación europea y fuera de los mercados financieros globales.

Todos ustedes han visto las imágenes de Venezuela, Argentina y otros países tratando de sobrevivir solos en una economía que hoy en día sin duda está altamente globalizada. Por ejemplo, cada uno de nosotros somos capaces de disfrutar de las ventajas que traen las nuevas tecnologías gracias en parte al crecimiento económico que ha permitido la financiación de todas estas grandes ideas y la difusión de esas nuevas tecnologías.

No puedo evitar sonreír cada vez que leo los comentarios que los opositores de este sistema económico comparten a través de los medios sociales. Me entran ganas de decirles que, si este crecimiento económico no hubiese tenido lugar, lo más seguro es que ellos nunca hubieran podido alzar su voz ante tanta gente, ya que el único medio disponible hubiese sido la plaza principal de la ciudad.

Abramos todos bien los ojos para ver que este incidente desagradable que ellos llaman referéndum, no lo es ni mucho menos. Insulta claramente a la esencia de la democracia directa y seguramente insulta a la opinión pública griega al tratar de utilizar falsos argumentos para llegar a un resultado que parece el deseado realmente: la inestabilidad de la sociedad griega y una salida de la Unión Europea. Decimos "sí" a la Unión Europea, "sí" a un futuro juntos, y no separados por el odio y los líderes que solo traen la confusión.

Nota del traductor: el artículo original fue publicado el 1 de julio de 2015, antes del referéndum griego celebrado el 5 de julio de 2015.