¡Grosero alemán!

Artículo publicado el 5 de Julio de 2006
Artículo publicado el 5 de Julio de 2006

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

En una fiesta Erasmus en Berlín, Friederich habla con Joanna, una estudiante polaca. Seducida por el individuo, se dispone a dejar la fiesta en su compañía y le pregunta dónde tiene aparcado el coche: “In der Kurve” (en la curva), le responde. Indignada, Joanna le abofetea: el término Kurve es fonéticamente similar al polaco kurwa, que significa mujer mundana en polaco. Perplejo, nuestro alemán decide proseguir la noche y entabla la conversación con la francesa Cécile. Dado que se acerca la Navidad, le pregunta de buenas a primeras: “Isst du Pute?” (¿Comes pavo?). La bofetada no se hace esperar. Porque pute en francés es el equivalente de pelandusca en España. Finalmente, nuestro berlinés decide fumarse un cigarrillo en compañía de María, una española. Cuando le lanza un “Feuer?” interrogante (¿fuego?), repetimos la secuencia. ¡Tercera bofetada! Y es que el “Feuer” alemán puede asemejarse al “follar” español. Hablar una única lengua tal vez siga siendo la solución ideal para pasar una buena noche.