Guantánamo: un poco de vergüenza torera en Europa

Artículo publicado el 5 de Febrero de 2009
Artículo publicado el 5 de Febrero de 2009
“¡Yo también sería un sujeto peligroso si me hubieran tenido retenido ilegalmente en una cárcel durante siete años!”, exclamaba el eurodiputado ultraderechista Bruno Göllnisch durante la sesión de deliberación y votación.
Reaccionaba así a los 55 eurodiputados que votarían en contra de la resolución y se justificaban advirtiendo de que “esos presos están definidos como sujetos peligrosos, y 61 de los que han sido liberados se han reincorporado a actividades terroristas, según la CIA”. Clive Stafford Smith, abogado y director de la oenegé norteamericana Reprieve, previene contra esta opinión aportando ejemplos: “Tres de mis defendidos han sido acusados por la CIA de regresar a actividades terroristas una vez liberados por la simple razón de haber participado en Londres a la elaboración de un documental denunciando lo que sucede en Guantánamo”.

Guantánamo: prisiónEl parlamento europeo insta a los Estados miembro a acoger presos de Guantánamo en la UE y a asumir sus responsabilidades. “El problema de la Unión es que muchos de sus países estuvieron comprometidos con la política de Bush y hay que pedir responsabilidades a esos gobiernos”, sugiere Willy Meyer, de Izquierda Unitaria Europea.Terroristas por rodar un documental

El silencio cómplice de Europa

542 eurodiputados han votado a favor de esta resolución felicitándose, como Willy Meyer, de que los “Estados Unidos haya abandonado la política exterior que respondía al crimen con más crimen”. A cambio, el europarlamento pide a Obama el acceso a los dosieres de los vuelos secretos de la CIA en Europa, para que la comisión de investigación en la cámara pueda completar su informe. Acogiéndose a la sospecha de colaboracionismo de países europeos, el diputado conservador portugués Carlos Coelho declaraba: “Nuestro silencio hasta ahora ha sido cómplice. El Consejo no nos ha ayudado nada, menos mal que la Comisión ha aportado todos los documentos que le solicitamos”. Cabe recordar que el actual Presidente de la Comisión, el portugués Durão Barroso fue uno de los participantes en la reunión de las Islas Azores en donde Bush, Blair y Aznar decidieron que había que ir a la guerra en Irak.

A por Bagram

El socialista Lambriridis cerró su intervención con una nota de desencanto: “Ni un solo parlamento nacional europeo no ha pedido el informe sobre los vuelos de la CIA en Europa. Sólo el Congreso norteamericano lo ha hecho”. Sin embargo, hay quienes no se dan por contentados y exigen ir más lejos: “No nos quedemos sólo en Guantánamo; averigüemos qué sucede en la prisión de Bagram, en Afganistán”, reclamaba la diputada verde Buitenweg.