Guardiola al Bayern : Alemania se merece a Pep

Artículo publicado el 30 de Septiembre de 2014
Artículo publicado el 30 de Septiembre de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Pep Guardiola es el entrenador con más títulos de los últimos años: tres campeonatos de Liga, dos Copas del Rey y dos Ligas de Campeones; unos resultados que dan miedo conseguidos en tan solo cuatro temporadas. El técnico catalán, que actualmente disfruta de un año sabático en Nueva York, ha decidido entrenar al Bayern de Munich a partir de la próxima temporada (2013-2014). 

Una decisión sorprendente a simple vista, pero probablemente la más honesta y meditada.

Guardiola, una idea clara del fútbol

Tras cuatro años de éxitos casi ininterrumpidos, Pep Guardiola deja el sitio a su ayudante Tito Vilanova, otro "producto puro" catalán. Cansado y agotado por la permanente presión del fútbol, la exigencia del éxito, la rivalidad extrema con el Real Madrid de José Mourinho e incluso los rumores de dopaje de su equipo, Guardiola necesitaba recuperar el aliento. Mes que un club, el Barça obligó a Guardiola a dejar su casa y su familia.

e

Leer también en cafebabel.com Y después del Málaga, el PSG: Catar, fútbol y petrodólares

Todo el mundo pensaba que ficharía por el Manchester City o por el Chelsea, dos nuevos clubs millonarios en busca de éxitos rápidos y duraderos (destituyen a su entrenador al mínimo error). Le ofrecieron un cheque en el que los ceros aparecían uno tras otro, pero Guardiola ha preferido fichar por una institución: el Bayern de Munich. El prestigioso club bávaro, el que ostenta más títulos de Alemania, le ha hecho sin duda una oferta económica menos astronómica, pero su proyecto deportivo es -con mucho- el más estable y, sobre todo, el más acorde con su idea del fútbol.

¿SE EQUIVOCÓ EL PRESIDENTE  dEL  BAYERN AL CONTRATAR A Guardiola ? nO, PORQUE EL fÚtbOl alemÁN estÁ CAMBIANDO.

Y porque si Guardiola tiene algo claro es lo que para él es el fútbol. Su visión de este deporte se la inculcó su mentor Johan Cruyff, inolvidable jugador holandés de los años 70 y entrenador del FC Barcelona desde 1988 a 1996. Cruyff revolucionó el fútbol. Su máxima es que los 10 jugadores que están en el campo tienen que atacar y defender todos juntos: los delanteros presionan para recuperar el balón y los defensas se adelantan cuando el equipo ataca. El pase del balón se hace por el suelo, multiplicando los pases cortos y precisos para desequilibrar a la defensa contraria. En una palabra: el tiki-taka. Gracias a una generación de oro, integrada por Messi, XaviIniesta (por nombrar solo a los más conocidos), Guardiola alcanzó el paroxismo de esta filosofía de juego catalanoholandés: la del fútbol total. Y el Barça lo ha ganado todo.

Conciliar las culturas

Ahora bien, aunque el Bayern practica generalmente un fútbol atractivo, no juega como el Barcelona. El  tiki-taka no forma parte de la cultura alemana, que se apoya en una combinación de rapidez, potencia y realismo. En Munich se practica un fútbol directo, con pases en profundidad a los extremos ultrarápidos y con el punto de fijación en el área contraria. En Barcelona, los golpes de lejos son rarísimos y los ataques se parecen a un partido de balonmano. Guardiola excluyó a todos los atacantes concentrados exclusivamente en el resultado: Samuel Eto’o, Zlatan Ibrahimovic e incluso David Villa.

Guardiola tiene una visión clara del fútbol. esta visión se la inculcó su mentor  Johan CruYff. 

¿Se equivocó entonces Uli Hoeness, presidente del Bayern, al contratar a Pep Guardiola? No, el fútbol alemán está cambiando. Tras los humillantes fracasos de la selección alemana (Mannschaft) al inicio de la década del 2000, la formación de jugadores jóvenes se ha cambiado por completo. Hoy en día ganar títulos con jugadores muy físicos pero con una técnica incierta se ha convertido en algo casi imposible. Bajo la batuta de Matthias Sammer, Balón de Oro en 1996 y actual director deportivo del Bayern de Munich, la Federación Alemana de Fútbol formó una generación fantástica que practica un juego atractivo, por no decir brillante. Desde 2006, la selección alemana (Mannschaft) ha logrado magníficos resultados en competiciones internacionales.

Con el fichaje de Guardiola, el Bayern cree haber encontrado  al hombre perfecto para conciliar las cualidades tradicionales alemanas con su compromiso  de buen juego enfocado a la victoria. De la misma manera que el equipo nacional siempre se clasifica pero nunca gana, el Bayern es el Raymond Poulidor (ciclista que ha pasado a la historia como el "eterno segundón") de los últimos años. El club bávaro acaba de perder dos finales de la Liga de Campeones, en 2010 y en 2012 en su propio estadio, así como dos títulos de Liga en beneficio del enemigo de la región del Ruhr, el Borussia Dortmund.C'est peu connu mais Pep Guardiola, après son club de coeur, a toujours supporté le Bayern de Munich. En ce moment, il est encore à New-York et a affirmé qu'il voulait rester là-bas pour améliorer son allemand.

Una decisión meditada y ambiciosa

Pep ha elegido pensando en la estabilidad  (las estructuras y las finanzas del club son sólidas y están saneadas, prácticamente una excepción dentro del fútbol actual) y también en un proyecto deportivo: devolver la confianza y hacer ganar a un equipo que, teniendo sus propias características, comparte con el FC Barcelona el deseo de practicar buen fútbol. Ambicioso, Guardiola se ha marcado el reto de ganar en otro lugar lo que ya ha ganado en casa, donde tenía el mejor equipo del mundo.

Para conseguirlo tendrá que doblegarse a lo que nunca podrá encargar al Bayern. Como último recurso, los jugadores -preparados tanto para la lucha como para el juego-  preferirán la victoria con técnica. La victoria pasará por los voluntariosos, los aguadores, como Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger, capitán y capitán suplente del equipo respectivamente. Y el Bayern también tendrá que doblegarse a lo que nunca podrá cambiar de Pep. Pep antepondrá siempre su filosofía y su sistema de juego a los jugadores, por más prestigiosos que sean. En estas condiciones no está asegurado que un Arjen Robben (jugador holandés estrella del equipo, según nota de la redacción), tan talentoso como egoista en el terreno de juego, tenga un futuro en el Bayern de Guardiola.

Apodado FC Hollywood por su galaxia de estrellas y sus fuertes personalidades, el Bayern de Munich, el elegido por Pep, ha decidido poner fin a este periodo. A partir de ahora el buen juego y el equipo se antepondrán a las individualidades.

Fotos: Portada y texto © cortesía de la página oficial de Facebook de Guardiola; Videos: Guardiola abandona el FC Barcelona (cc) euronews/YouTube,el sistema Guardiola (cc) leboakatio/YouTube