Ha-Buah (La Burbuja)

Artículo publicado el 5 de Noviembre de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 5 de Noviembre de 2007
Israel, 2006 Dirección: Eytan Fox. Intérpretes: Ohad Knoller, Yousef Joe Sweid, Daniela Wircer, Alon Friedmann. Tel Aviv, en la actualidad, un pequeño barrio “ajeno” al conflicto de Oriente Próximo, un rellano de paz, un lugar de convivencia donde todos parecen caber: hombres y mujeres, homosexuales y heterosexuales, incluso israelitas y palestinos… o quizás eso sea demasiado pedir.

The Bubble

La película narra la historia de tres compañeros de piso (una chica y dos chicos homosexuales pero que no son pareja) que forman parte de un grupo en contra de la invasión y que se dedican a hacer fiestas de convivencia a la que sólo acuden israelitas. Reflejo de la cruel realidad que se vive en Israel, la película (sin buenos ni malos, o al menos eso pretende, ya que en mi opinión hay una ligera visión preferencial de los israelitas) está salpicada de cotidianeidad y sonrisas medias y enteras. Nos muestra una zona palestina atrasada, repleta de personas que continúan su vida pero donde la libertad es algo impensable, y una zona judía mucho más libre. Las fronteras son absolutos calvarios donde mujeres embarazadas dan a luz en medio de caminos de tierra. Este film trata sobre el conflicto palestino-israelí, sobre el enfrentamiento terrible entre unos y otros, sobre familiares que mueren clamando venganza, de mártires vivos y muertos… pero, sobre todo, esta película habla del amor, de un amor puro entre personas, más allá de su género, más allá de su religión, más allá del lugar de donde procedan… es, sobre todo, la unión de cuerpos y vidas, sólo posible sin prejuicios en la infancia y en el amor. Pero ¿qué ocurre cuando esos niños y esos enamorados viven en un mundo que no comprende que hay cosas que no entienden a absurdas razones? ¿Puede el mundo acabar comprendiendo? ¿Puede el mundo comprender que un niño mira a otro a los ojos y es incapaz de entender qué hay de diferente entre ellos? “Las guerras siempre se hace contra los niños”… y contra los enamorados, ellos son los verdaderos mártires en nombre de la paz.

Sara Domínguez Martín