¿Hablará Europa con una sola voz?

Artículo publicado el 26 de Abril de 2004
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 26 de Abril de 2004

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

¿Debería la UE dejar la diplomacia mundial en manos de los Estados Unidos o concentrarse en desarrollar el multilateralismo? El debate sobre política exterior.

La política exterior ha sido un dolor de cabeza para la UE. La última década ha visto, entre otras cosas, inacción en Ruanda, división sobre Iraq y parálisis ante la confrontación en nuestro propio continente, la guerra civil en los Balcanes. Cuatro jóvenes activistas políticos dan su visión sobre la malograda Política Exterior y de Seguridad Común y sobre si la política exterior de la UE realmente se resume en una cuestión de la Nueva Europa versus la Vieja Europa...

“Que pasaría si la UE ocupara una plaza en el Consejo de Seguridad en lugar de un número selecto de sus Estados miembros? Este es nuestro sueño” Jacopo Moccia, FYEG (Federación de Jóvenes Verdes Europeos)

Para los Jóvenes Verdes europeos, es imperativo que la UE muestre su responsabilidad como Actor Global. Expresan su preocupación sobre la política de los EEUU, principalmente el hecho de “que no ofrezca una solución viable a la creciente violencia en el mundo”. Implícitamente sugieren que la UE debería desempeñar el papel de contrapeso de los EEUU.

En sus declaraciones los Verdes dejan claro que ven la necesidad de prevenir la violencia y el conflicto así como de promocionar los derechos humanos como una prioridad para cualquier Política Exterior y de Seguridad Común “real”. Con este fin, desean: que el Código de Conducta de la UE en exportación de armas sea vinculante; y apoyar unos Cuerpos Civiles de Paz con capacidad militar para la intervención en la prevención de conflictos, siendo su actuación siempre bajo mandato de Naciones Unidas.

Curiosamente, no descartan la fuerza militar, pero les gustaría ver tal capacidad reestructurada para servir a los objetivos de la UE.

”No existe Nueva versus Vieja Europa. Lo que es viejo y debe ser reformado es el actual sistema internacional” Aloys Rigaut, LYMEC (Juventudes Liberales Europeas)

Los Liberales parten de la base de que la UE debería predicar con el ejemplo. Promoción de la democracia, sociedad civil y libertad son los imperativos clave para LYMEC. Están a favor de desarrollar la ley internacional y ver las Naciones Unidas reformadas con un papel reforzado, mientras que, internamente, sienten que debería desarrollarse gradualmente un servicio diplomático europeo y unir las oficinas del Alto Representante del Consejo con el Comisionado de Relaciones Externas. Ven el desarrollo económico como un medio por el que la UE puede ayudar a reforzar a los países menos desarrollados. Se puede decir que recomiendan el establecimiento de un ejército europeo pero no en sustitución de la cooperación en defensa que debe ser reforzada a través de la investigación, logística y la sosteniblidad de la fuerza militar.

LYMEC rechaza la posibilidad de que haya una “nueva” versus “vieja” Europa, ya que esta noción está basada en un sistema que privilegia a los estados nacionales rivales e implícitamente antiético para la UE.

El problema con la Política Exterior y de Seguridad Común es que no es nada común” Juventudes del Partido Popular europeo, YEPP

Para los Populares la necesidad de unidad en el ámbito institucional es una prioridad para que la Union tenga una fuerte presencia en la escena internacional. Esto conlleva una PESC en la que los Estados Miembros hablen con una sola voz. Abogan por la toma de decisiones con el sistema de voto por mayoría cualificada en lugar de que los Estados Miembros individualmente puedan ejercer un veto que, argumentan, sería impracticable.

YEPP está a favor de un Ministro de Asuntos Exteriores de la UE, pero sólo si su trabajo no se ve interrumpido por las divisiones entre los Estados Miembros. Según YEPP, la UE debería reconocer la importancia de una alianza transatlántica fuerte a la vez que se desarrolla una capacidad militar que pueda operar con autonomía en el mundo.

”La UE debe dejar de ser un gigante económico y un enano político” Jóvenes socialistas europeos, ECOSY

Los Socialistas europeos quieren ver a la UE hablando con una sola voz en Asuntos Exteriores y por ello está a favor de la “abstención constructiva” de los Estados Miembros que estén en desacuerdo con la opinión mayoritaria en Política Exterior y de Seguridad Común.

Desarrollo y cooperación son una clara prioridad para ECOSY que ve a los Estados Miembros como tenedores de deudas internacionales extendiendo su riqueza a través de la concesión de un porcentaje del PIB a la ayuda al desarrollo. Según ECOSY la política económica internacional de la UE debería ser definida públicamente y de manera transparente para que las instituciones puedan ser presionadas hacia el desarrollo de una política social a nivel internacional.

La juventud socialista tiene una visión intervencionista sobre el papel de la UE en la promoción de la paz y la seguridad. La UE debería desempeñar un papel más activo en la prevención y gestión de crisis, apoyando el multilateralismo a todos los niveles. No ven futuro para una Europa que actúe como contrapeso de algún otro poder.

Unidos nos mantenemos en pie, divididos nos caemos

Para todos los representantes está claro que actuando juntos, la UE puede crear un mundo mejor. Pero sus opiniones difieren en la medida en la que la Política Exterior y de Seguridad Común debería ser institucionalizada.

Estas posturas contienen algunas sorpresas y reflejan que el debate político entre los movimientos conservador, socialista, liberal y de los verdes está vivo en la cuestión de las relaciones internacionales. A pesar de los diferentes puntos de partida, los representantes de estos partidos europeos están de acuerdo en que los intereses nacionales de Estados Miembros individuales no deberían seguir minando la intención europea de influir las políticas globales para bien.