¿Hablas indio?

Artículo publicado el 21 de Noviembre de 2013
Artículo publicado el 21 de Noviembre de 2013

Aap hindi bol jate hain? ¿Hablas indio? En el sur de la India, esta pregunta rutinaria a veces puede ser considerada como un acto de terrorismo lingüístico. La colorida amalgama de lenguas indias no es solo abrumadora y totalmente única, sino que además es propensa a la explotación política y religiosa. Sin embargo, no existe un único idioma “indio”. Sería más exacto decir que hay 400

¿Hindi? Claro que sé hindi. Thum murkh ho. ¡Qué tonta eres!”. Dando otra ca­la­da al ci­ga­rro como quien no quie­re la cosa, Ajoy se está bur­lan­do de nuevo de la es­tu­pi­dez eu­ro­pea. A decir ver­dad, habla ben­ga­lí con mucha más fre­cuen­cia, ya que su madre es de Kol­ka­ta (antes co­no­ci­da como Cal­cu­ta). Pero como cre­ció en Jharkhand y Delhi, tam­bién sabe ha­blar hindi. “Aun­que mi nivel es de vergüenza”, se apre­su­ra a aña­dir. “De todas for­mas sabes que mi pri­mer idio­ma es el in­glés”. A la hora de es­cri­bir, Ajoy so­la­men­te usa el idio­ma de Sha­kes­pea­re y Fitz­ge­rald, evo­can­do la poe­sía de las le­tras de las can­cio­nes ro­mán­ti­cas y ame­ri­ca­nas. Sin em­bar­go, en las ca­lles de Delhi, grita, ríe y habla en hindi como si nada. Y para un oído no en­tre­na­do, su acen­to no suena nada mal. Por lo menos, Ajoy pro­nun­cia con tanta gra­cia como cual­quier otro todos esos so­ni­dos t, d, th y dh que a veces me sacan de qui­cio. Saab kuch clear hai?

Dime qué idio­ma ha­blas y te diré quién eres. En la India, esta sim­ple regla casi nunca se cum­ple. Aun­que mu­chas de las len­guas ha­bla­das por los 1200 mi­llo­nes de in­dios se pue­den lo­ca­li­zar geo­grá­fi­ca­men­te, ten­drás que es­cu­char con más aten­ción para cap­tar una pa­la­bra co­no­ci­da en medio de la ma­ra­ña de más de 4000 gru­pos ét­ni­cos, sec­to­res de la po­bla­ción en mo­vi­mien­to cons­tan­te y mul­ti­lingüismo co­ti­diano. En  1991 se cen­sa­ron 1576 idio­mas dis­tin­tos. En cam­bio, la En­cues­ta An­tro­po­ló­gi­ca de la India, cuyos lingüistas tien­den a di­fe­ren­ciar es­cru­pu­lo­sa­men­te las len­guas de los dia­lec­tos, re­du­jo la cifra de idio­mas a 325. Sean 1500 o 300, lo cier­to es que hay mu­chí­si­mos.

Es por eso que la tí­pi­ca pre­gun­ta que hacen mu­chos eu­ro­peos ("¿Ha­blas indio?") re­sul­ta tan rara ¿Se re­fie­ren al len­gua­je cor­po­ral in­for­mal, el po­pu­lar mo­vi­mien­to de ca­be­za o qui­zás al hindi? En cual­quier caso, re­sul­ta­ría muy di­fí­cil en­con­trar a un indio pre­gun­tan­do a un tu­ris­ta de In­gla­te­rra o Fran­cia cómo suena el “eu­ro­peo”. “Por su­pues­to que no exis­te nada que se pueda de­no­mi­nar el idio­ma indio”, se ríe Ajoy. El 73 % de las len­guas de la India son in­doi­ra­nias, di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­das con los idio­mas eu­ro­peos. El 24 % son dra­ví­di­cas y el resto per­te­ne­cen a las fa­mi­lias aus­troa­siá­ti­cas, ti­be­to-bir­ma­nas, eu­ro­peas u otras. Ade­más, no hay que ol­vi­dar que mu­chos in­dios ha­blan in­glés, por­tu­gués o fran­cés, idio­mas que son re­li­quias lingüís­ti­cas de la era co­lo­nial y que son mucho más co­mu­nes de lo que ca­bría pen­sar.

En tér­mi­nos ge­ne­ra­les, el hindi es el idio­ma indio más ex­ten­di­do. Su área de dis­tri­bu­ción, tam­bién co­no­ci­da como el cin­tu­rón del hindi, se ex­tien­de desde los de­sier­tos oc­ci­den­ta­les de Ra­jas­tán hasta la fron­te­ra orien­tal de Bihar y Jharkhand. Por tanto, com­pren­de todo el norte y cen­tro de la India. Se debe, entre otras cosas, al hecho de que el “hindi” es un tér­mino que en­glo­ba a otras len­guas, tales como el ra­yas­ta­ni, el biha­ri o el urdu. Hasta la in­de­pen­den­cia de la India en 1947, hindi, in­dos­tá­ni­co y urdu eran tér­mi­nos in­ter­cam­bia­bles que de­sig­na­ban una len­gua común. Mien­tras que el hindi se dis­tin­gue por una in­fluen­cia más mar­ca­da del sáns­cri­to clá­si­co, el urdu o in­dos­tá­ni­co es­ta­ba más cerca del persa o el árabe. No obs­tan­te, no se con­si­de­ra­ban idio­mas di­fe­ren­tes hasta su ex­plo­ta­ción por mo­ti­vos po­lí­ti­cos y re­li­gio­sos tras la se­pa­ra­ción de la India y Pa­kis­tán. In­clu­so a día de hoy, un ha­bi­tan­te del norte de la India y un pa­kis­ta­ní se pue­den en­ten­der fá­cil­men­te. Solo ten­drían pro­ble­mas por es­cri­to, ya que el hindi usa la es­cri­tu­ra De­va­na­ga­ri, como el sáns­cri­to clá­si­co, mien­tras que el urdu se es­cri­be con ca­rac­te­res ára­bes.

En­ton­ces ¿este mul­ti­lingüismo mues­tra una gran in­te­li­gen­cia lingüís­ti­ca por parte de mu­chos in­dios? De nuevo, Ajoy no está de acuer­do. “No se puede afir­mar eso, mu­chos in­dios solo ha­blan un idio­ma y ade­más tam­po­co ha­blan in­glés tan bien ¿Por qué los eu­ro­peos sois tan pro­pen­sos a ge­ne­ra­li­zar?” Sin em­bar­go, el mul­ti­lingüismo es bas­tan­te común, ya que un nú­me­ro con­si­de­ra­ble de in­dios habla un pri­mer idio­ma en el hogar, ade­más de uno o dos idio­mas re­gio­na­les y el in­glés. Pero ni el tamil, ni el hindi ni el ben­ga­lí se ha­blan tanto como el in­glés. Por eso el ar­tícu­lo 343, sec­ción 1 de la Cons­ti­tu­ción India de 1950 pa­re­ce in­clu­so menos com­pren­si­ble: “El idio­ma ofi­cial de la Unión será el hindi en es­cri­tu­ra de­va­na­ga­ri”. Acu­cia­dos por el pro­fun­do en­ten­di­mien­to de la ne­ce­si­dad de uni­fi­car su país po­lí­ti­ca, ét­ni­ca y re­li­gio­sa­men­te, los pa­dres fun­da­do­res de la Unión de la India se re­fu­gia­ron en la fuer­za lingüís­ti­ca que a veces llevó a bro­tes de vio­len­cia en el sur ya en 1937. En Tamil Nadu, el con­di­cio­na­mien­to del idio­ma se en­con­tró con es­pe­cial re­sis­ten­cia. Los fun­da­do­res acor­da­ron que el in­glés sería la se­gun­da len­gua ofi­cial, lo que hoy en día es un grato pre­tex­to para pres­cin­dir com­ple­ta­men­te del hindi en al­gu­nas áreas del sur.

A nivel po­li­ti­co, cada es­ta­do de la Unión es­co­ge su pro­pio idio­ma ofi­cial. En total hay 22 idio­mas re­gio­na­les re­co­no­ci­dos en la oc­ta­va lista de la Cons­ti­tu­ción India, lo cual a veces se ce­le­bra como un signo más de la co­lo­ri­da di­ver­si­dad de la India. Thum samj ti ho? Ajoy se ríe mien­tras em­pie­za a re­pe­tir esta frase en todos los idio­mas que co­no­ce. “¿En­tien­des?” Mien­tras in­ten­to pro­nun­ciar las dis­tin­tas con­so­nan­tes y vo­ca­les en Dal y dal, main y mai, una vez más en vano, Ajoy com­pra otro pa­que­te de ci­ga­rri­llos y llama a un amigo al otro lado de la calle en ben­ga­lí antes de decir, con un tono de arro­gan­cia que solo el in­glés con­fie­re: “¿Nos vamos?”.

Vamos a un con­cier­to que or­ga­ni­zan unos ami­gos, donde se mez­clan in­dios, ira­níes, del­hi­tas, ban­gla­de­síes y ex­tran­je­ros. La ma­yo­ría re­cu­rren al in­glés o a otros idio­mas, aun­que con­ti­núan ha­blan­do hindi. Ob­via­men­te, nunca han oído ha­blar de re­ti­cen­cia lingüís­ti­ca. No obs­tan­te, no hay que con­fun­dir esta mez­cla con un solo idio­ma indio. Es más bien un ejem­plo de mul­ti­ta­rea lingüís­ti­ca a todos los ni­ve­les. Saab kuch clear hai?