¿Hablas ‘twitter’?

Artículo publicado el 7 de Abril de 2010
Artículo publicado el 7 de Abril de 2010
Tweet, tweet. Durante las dos guerras mundiales, eran las palomas mensajeras las que entregaban mensajes cortos, a veces vitales, cuando se cortaban las líneas eléctricas. Hoy en día, Twitter y sus mensajes de 140 caracteres juegan el papel de mensajero, con la condición de dominar el idioma

Para muchos ciudadanos del mundo, Twitter es un medio de esquivar los medios censurados, una información bajo control. De este modo, por su papel durante las manifestaciones iranís, Twitter ha obtenido el premio por la libertad de expresión que otorgado por el Index of Censorship (un organismo británico que vela por la libertad de expresión) en la categoría de los nuevos medios de comunicación. 

El Twitter europeo: humanitario y festivo

Pero en Europa, donde no es habitual la censura mediática como en Irán, ¿por qué entonces los tweets (mensajes de 140 caracteres) de Twitter tienen tanto éxito? En Gran Bretaña, los de estrellas como Lilly Allen o Stephen Fry (con 1.412.089 seguidores) existen por algún motivo. Las celebritweet posiblemente han contribuido a hacer de Londres la ciudad europea donde más se twittea. Y es que la red de micro-blogging, lanzada por Jack Dorsey el 21 de marzo de 2006 en San Francisco, se aclimata bien en Europa. Si en París se contabilizaron 4.500 tweets diarios en 2009, esto fue poco frente a los 17.300 de Londres. En Ámsterdam se contabilizaron 6.300 y 6.000 en Madrid. Los twittos (las personas que twittean) son tan entusiastas que hasta se reunieron el 12 de febrero de 2009 en 202 ciudades del mundo en los Twestivales locales, organizados en beneficio de organizaciones humanitarias. Twestival ha recaudado más de 1,2 millones de euros durante los últimos 14 meses. En pocas palabras, Twitter sabe cómo hablar a los europeos: fiesta y buenos valores, una receta ganadora.

Twittionarios

El cartel del Twestival de la Isla de WightTwestival también estuvo en París, el 25 de marzo para celebrar la segunda edición del Global Twestival, pero, del lado francés, habitualmente se les da mejor hablar que actuar. En el país de Molière, quien no hubiera sobrevivido en un mundo de 140 caracteres, los twitterowicz (como llaman los poloneses a las personas que twitean) pueden créatwittar palabras nuevas para alimentar a un twittionario:el abecedario que impera en Twitter. Una cuestión de sentido común: 140 caracteres obligan a emplear mejor palabras cortas si se quiere lanzar grandes ideas. Así que ahora se twitiona el domingo (ir a las audiciones para ‘bailar el tweet’). Otros, más libertinos, prefieren pasear desnudos enviando twitpics a sus seguidores. Menos caliente pero más amigable, los belgas han forjado el twunch (contracción entre twitter y almuerzo), pequeños comités que reúnen a los twittos en la vida real.

¡Atención a la indigestión de neologismos! No todo es twitteable (difundible en Twitter). A fuerza de twitter shitter (twittear a lo tonto), existe el riesgo de terminar twittwat (persona que no tiene seguidores). Esto es un aviso a los políticos, los politwitter, que cada vez más a menudo usan su IPhone para aproximarse a sus electores.

En fin, que no cunda el pánico entre aquellos que no han comprendido nada de esta nueva lengua de los micro-blogging. Aparte de los twitonarios franceses, están disponibles un Twictionary y/o Twittonary. ¡Panda de aficionados!

@A aquellos que odian los #neologismos, se recomienda no leer este mensaje.