Hacer buenas migas a la europea

Artículo publicado el 9 de Agosto de 2010
Artículo publicado el 9 de Agosto de 2010
Dos babelianos que son como cul et chemise (literalmente, en francés, ‘culo y camisa’ o como diríamos en español, uña y carne) han aprovechado el verano para darse una vuelta por Europa y descubrir mil y una formas de expresar la amistad. Relato de su aventura a cuatro manos

Atravesaron primero los Pirineos y en cuanto llegaron, estos dos larrons en foire (‘amigotes’) descubrieron que en España, la amistad pasa por la panza. Así pues, por aquí hicieron buenas migas a la hora de demostrar la tenacidad de los lazos de tan noble sentimiento. Y eso es lo que hicieron nuestros dos compañeros, hasta tal punto que se quedaron sin un miserable piñón. Pero, no pasa nada porque, como se sabe, los españoles consideramos que el estar a partir un piñón es la mejor muestra de amistad.

Más que nunca copains comme cochons (‘amigos como cerdos’), los dos babelianos se dirigen hacia Italia y se comen una buena ensalada de tomate y mozzarella. Y de repente, cuando el más hambriento le echa sal a la ensalada, la salera se abre y cae toda en el plato. Solidario, el otro le ayuda a acabar su cuezo: Hanno mangiato un chilo di sale insieme (‘han comido un kilo de sal juntos’): una prueba de amistad sincera en la zona de los Abruzos. Cuando se marchan a Alemania, los italianos se despiden de ellos con un Voi siete come Gianni e Pinotto! (‘¡vosotros sois como Gianni y Pinotto!’).

En Alemania, ávidos de cultura local, se ponen a mirar la tele. Pasan olímpicamente del inspector Derrick, pero se quedan mirando a Bud Spencer y Terrence Hill, un dúo inseparable. La película se llama Zwei wie Pech und Schwefel (‘estar unidos como el alquitrán y el azufre ardiente’, literalmente; aunque en España el nombre de la cinta es Y si no, nos enfadamos) y así es cómo descubren que en el país germano, la amistad es una llama. Este fuego también se atiza del otro lado de la Mancha, donde se dice they get on like a house on fire (‘se entienden como una casa en llamas’, o a las mil maravillas, que diríamos en español). Además, en esas tierras, nuestros dos compinches son as thick as thieves (el equivalente a nuestro ‘uña y carne’). Estos dos bossom pals (‘amigos del alma’), que están joined at the hip (‘unidos por la cadera’), de repente piensan en esa canción de Vanesa Paradis L’un sans l’autre c’est un incendie' (‘el uno sin el otro son como un incendio’):

Así que, bien pegaditos, deciden instalarse en Polonia para hacer fortuna jak bracia (‘como hermanos’). Todo un éxito. En Italia se les comparaba a Gianni y Pinotto; para los polacos, merecen ser los herederos de Jeremi Przybora y Jerzy Wasowski, los juerguistas del grupo Kabaret Starszych Panów (Cabaret de los hombres mayores).

Con esta vuelta europea de la amistad, nuestros dos babelianos han demostrado que ya sea hablando de culos, cerdos, kilos de sal, migas o hermanos, en Europa, este sentimiento es fuerte y cruza fronteras.

Imágenes: principal ©crosathorian/flickr; Vídeos: Gianni e Pinotto en Giacomo GD/YouTube ; L'Incendie de Vanessa Paradis en VanessaParadisVEVO/YouTube ; el Kabaret Starszych Panów en moodrabilla/YouTube