Hacia el Este (1/3) : Mardin, ciudad musa

Artículo publicado el 6 de Enero de 2016
Artículo publicado el 6 de Enero de 2016

Entre piedras y tierra, Mardin es una mano extendida hacia Mesopotamia. En el primer episodio de nuestra serie "Hacia el Este", os invitamos a descubrir en imágenes esta histórica ciudad del sureste de Turquía.

La atmósfera de Mardin es tan especial que es difícil hablar de ella sin referirnos a toda la lírica que se ha escrito sobre la ciudad. También ha visto nacer al menos a dos poetas (Bülent Tekin y Murathan Mungan). Pero Mardin también es una ciudad que ha sido escenario de cruzadas, conquistas y batallas durante casi un milenio. La historia se ha quedado fijada en sus muros, mientras los humanos nos seguimos maravillando desde sus tejados: He aquí por qué Mardin merece este título de "ciudad musa".

La ciudad, que en realidad está formada por un casco antiguo (el que está en la colina) y una zona más moderna (el pie), acoge a más de 80.000 almas. Aunque durante los tres fríos pero soleados días de diciembre en los que estuvimos allí, no nos cruzamos con demasiada vida en las calles de Mardin. Suficiente, en cualquier caso, para conocer este pueblo mosaico: Kurdos, turcos, árabes y sirios que se mueven entre mezquitas e iglesias. Un tanto rechazada últimamente, en el sureste de Turquía, en mitad de una región kurda agitada y a sólo 30 kilómetros de Siria, Mardin merece ser mostrada. Así fue nuestra visita relámpago, en imágenes.

_

Esta galería forma parte de la serie "Hacia el Este: Al encuentro de la juventud kurda".