Hans Gert Pöttering, el relevo de Borrell

Artículo publicado el 17 de Enero de 2007
Artículo publicado el 17 de Enero de 2007
Democristiano, alemán y de los últimos de Filipinas: retrato del nuevo Presidente de la Eurocámara.

Desde el 16 de enero, Hans Gert Pöttering, de 62 años, sustituye a Borrell en la presidencia del Parlamento Europeo. Los populares y los socialistas se repartieron el tiempo de mandato en la eurocámara gracias a una especie de Gran Coalición a la europea. Alemán, y del mismo partido que Ángela Merkel, Pöttering posee todos los instrumentos que necesita un buen mediador. Su curriculum es, además, de los más competitivos entre sus compañeros: Pöttering es uno de 14 veteranos de la primera legislatura de 1979 como europarlamentario, y desde 1999 preside el Grupo Popular Europeo.

¿Turquía? Nada de nada

Europeísta convencido, tiene muy claros cuáles son los valores europeos. Sobre la delicada cuestión turca, por ejemplo, Pöttering no teme manifestar a las claras su oposición a la adhesión de Turquía. Es favorable a un partenariado privilegiado. Así, se coloca a la derecha de su compañera de partido, Ángela Merkel, y del propio grupo Popular Europeo que preside. Grupo que admite no tener una postura unitaria sobre la cuestión.

No me toques la constitución

Memorable resultó su desencuentro con el presidente checo Vàclav Klaus, cuando este último anuló en el último instante una reunión con Pöttering. El líder del PPE no se lo tomó bien y declaró que “cosas así sólo sucedían en las dictaduras, y aun así en ellas se daba al menos una explicación”. Las malas relaciones entre ambos se remontan a cuando el presidente checo criticó la Constitución europea afirmando que crearía un superestado en el que los ciudadanos checos se verían constantemente sometidos a las decisiones de Bruselas. También en aquella ocasión, el político de la CDU fue durísimo.

Sobre este tema no se ha andado con medias palabras de cara a su superior, Merkel, ahora que le toca presidir la UE durante los próximos 6 meses, alimentando las ya de por sí altas expectativas suscitadas por la canciller alemana. Pöttering ha declarado, de hecho, que espera que en junio haya noticias claras sobre la Constitución Europea.

Tampoco es que fuera muy amable con el ex canciller Schröder, cuando este último consagraba sus esfuerzos a organizar cumbres a tres bandas con Blair y Chirac. Para el líder de los populares europeos, estos encuentros ninguneaban a las instituciones de Bruselas en favor de la “geometría variable” para la construcción europea. Incluso hace pocas semanas, con ocasión del final de la presidencia semestral finlandesa de la UE, Pöttering rebatió este concepto en relación con Rusia, conminando a los gobiernos nacionales europeos a no firmar acuerdos bilaterales con Moscú, sino a converger hacia una postura unitaria en el seno de la UE. Toda una bofetada en la cara de la propia Alemania, que ha hecho todo lo posible por construir un gasoducto bajo el mar Báltico que la enlazará directamente con Russia, pasando por alto a Polonia y sus intereses energéticos.

ENTREVISTA

El Defensor del Pueblo europeo: "Sin llegar a amplios acuerdos no se puede ser Presidente del Parlamento europeo". Lea la entrevista exclusiva.