Heimat: el hogar en el bolsillo

Artículo publicado el 15 de Junio de 2016
Artículo publicado el 15 de Junio de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

"Heimat" ('patria') es un concepto que actualmente oímos cada vez más y que sobre todo emplean los partidos populistas de derecha. Pero ¿de dónde proviene en realidad este particular concepto alemán tan difícil de traducir?

En Europa y en Alemania se está debatiendo mucho acerca de los refugiados, de su expulsión y del concepto de patria. También en la película Heimat. Paris, de Benjamin Labbens, se plantea desde una perspectiva franco-alemana el significado de Heimat en nueve cortometrajes. El director retrata la vida de alemanes que viven en París. El punto de partida de la película es la consciencia de que han pasado 71 años desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y de que, hoy en día, no está ni mucho menos claro que los alemanes y los francesas convivan en paz. La amistad franco-alemana no comenzó a consolidarse hasta las últimas décadas.

Heimat es un concepto que actualmente oímos cada vez más y que sobre todo emplean los partidos populistas de derecha. Pero ¿de dónde proviene en realidad este particular concepto alemán tan difícil de traducir? Y ¿cómo modifica nuestra interpretación de este término la globalización, la digitalización y la comunicación mundial? 

¿Un sentimiento o un lugar?

Si por Heimat se entiende lo contrario a "extranjero" o "exótico",  ¿son entonces el idioma, las costumbres y las leyes lo que constituyen el concepto Heimat y lo que une a los alemanes por compartir una identidad? En la película ya queda patente: es demasiado fácil reducir Heimat a un único término que denomina un lugar o una nacionalidad. Precisamente demuestra lo contrario el amor de muchos alemanes por la diversidad local, los dialectos y el equipo de fútbol regional. La gente a la que le pregunto asocia a menudo su patria con el lugar donde crecieron. Para muchos es un "lugar" cargado de recuerdos y de melancolía. Dicho esto, ¿es Heimat también un sentimiento, tal y como cantaba Herbert Grönemeyer, y puede incluso llegar a ser un lugar que añoramos?

Heimat: un concepto alemán 

Es díficil traducir la palabra alemana Heimat: aunque existe home en inglés y maison en francés, estas se aproximan más al concepto de zuhause. Heimat tampoco se refiere a la nacionalidad, ya que en este caso la traducción sería patrie, pays natal home country. Si volvemos atrás en la historia, tenemos que remontarnos al siglo XIX, donde en contextos jurídicos se empleaba el término Heimatrecht, el cual legislaba el asentamiento y la gestión de la población en las ciudades y comunidades. Con el tiempo, la emigración y la industralización pasaron a asociarse a la pérdida de la identidad y al sentimiento de Heimatverlust ('pérdida de la patria'), que en la literatura se consolidó como el género de Heimatdichtung ('poesía regional'), si bien también adquirió cada vez más una connotación nacionalista. 

Durante el nacionalsocialismo se impuso un carácter más patriótico y discriminatorio. Fue a partir de entonces cuando la palabra Heimat adoptó un matiz negativo. El muro de Berlín conllevó que muchos alemanes discrepasen en su opinión acerca de este concepto. Esta actitud se caracterizó por la pérdida de la patria y por las preguntas sobre la identidad alemana: si se le pregunta a los niños que nacieron en 1970 en Alemania del Este y del Oeste, recuerdan distintos programas de televisión, alimentos y juguetes.

Mi iPhone: mi hogar

Si Heimat es un sentimiento, este se asocia a menudo con la sensación de Geborgenheit ('seguridad'). Parece que es personal si esto consiste en el aquí y el ahora, el lugar del cual uno procede o que uno añora, donde viven la familia y los amigos. Da la impresión de que Heimat tiene mucho que ver con la identidad, la cual no está necesariamente relacionada con la nacionalidad o con un lugar o idioma concretos. Pero ¿es Heimat también un concepto moderno? Vivimos en un mundo globalizado: oímos hip-hop americano, comemos comida japonesa, vemos películas argentinas y viajamos constantemente. Por otro lado, hoy en día es mucho más sencillo mantener el contacto con la familia y los amigos gracias a nuestro estilo de vida digitalizado. Llevamos nuestro hogar en el bolsillo. Heimat: un concepto que seguramente seguirá siendo controvertido y variable en el futuro.