Himnos políticos: Lo mejor (y peor) de Europa

Artículo publicado el 15 de Julio de 2010
Artículo publicado el 15 de Julio de 2010
No les podemos reprochar que quieran acercarse a sus electores, pero todo tiene un límite. Con la ‘banda sonora’ del Partido Socialista francés, peligrosamente parecida a la de una serie británica de los años 70; la campaña neofascista de Silvio Berlusconi, o la falsa alegría de José Luis Zapatero, es evidente que en la relación entre música y partidos, aún queda mucho por hacer. Antología

España: ¿Ha sido bien defendida la alegría?

El presidente español, José Luis Zapatero, sufre desde hace algunos meses. Si hay un país donde el paro golpea con fuerza (más de un 20% según las últimas cifras de junio de 2010), sobre todo entre los jóvenes, es España. Su paso por la presidencia rotatoria de la Unión Europea no ha dado mucho de qué hablar. Sin embargo, en 2008, conocidos representantes del mundo cultural e intelectual nacional apoyaban la reelección del mandatario en el seno de la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ) con una canción que, si bien no es la peor de esta serie europea, desentona en el momento en que la crisis borra la sonrisa de los ciudadnos. Defender la alegría, extraído de un poema de Mario Benedetti, ¿no suena a fracaso constante?

Francia: Versión poco original

Il est temps (‘Ya va siendo hora’). Ocho años después de la derrota de las elecciones presidenciales francesas, el Partido Socialista francés por fin se ha puesto en marcha para las elecciones de 2012 y a todo ritmo, por favor. El quid de la cuestión es que la canción compuesta por Jean-Jacques Nyssen se puede confundir fácilmente con la banda sonora de la serie británica Here Come the Double Deckers, emitida en Francia en 1972 bajo el título de L'Autobus à impériale:

"Es el momento, ya va siendo hora, de cambiar de página..."Aunque sólo sea un parecido perturbador y no un plagio, como apunta la página web Numerama, el solo hecho de plantearse la cuestión deja mucho que desear sobre la originalidad musical de los socialistas:

Italia: El humorista nostálgico

Todo el mundo sabe que Silvio Berlusconi no sólo es primer ministro, también maneja la cantinela y el humor bastante desafinado. Según ha contado el propio político, el Cavaliere interpretaba canciones de Geoges Ulmer en las calles de París para poder pagar sus estudios en la Soborna. Es difícil no creerlo.

Pero para acceder al puesto de primer ministro en 2008, el ‘cantante’ se relajó y su canción de campaña reunía todo lo que la Italia tienen de bueno y de simple: obreros, profesores, taxistas… Al final, un grupo de jóvenes cantan a Berlusconi sonriendo, amontonados delante de un edificio situado en el barrio EUR42, construido por Mussolini en 1936, que intenta incluir la vieja imaginería fascista a la nueva imagen de la Italia.

Alemania: Rock pirata y 'una lenta' conservadora

En Alemania, el punto de mira está puesto en el futuro. El Partido Pirata ha compuesto un himno discordante respecto a la sobriedad de la canciller alemana pero bastante enérgico en comparación a la indiferencia del hemiciclo alemán. En las elecciones al Bundestag en 2009, obtuvo un 1,5% de los votos. Aunque el porcentaje es insuficiente para participar en el Parlamento, el nuevo partido cuenta con un eurodiputado, Christian Engström, que, desde luego, tiene ritmo:

Mucho más animado que el dúo del CDU. Al himno político le falta inspiración a pesar del trabajo del productor Leslie Mandoki, un antiguo integrante del grupo Dschingis Khan y que ha trabajado ni más ni menos que con Lionel Richie o Phil Collins. ¡Casi nada! Pero no hay mucho que hacer, el éxito Wir sind Wir (‘Nosotros somos nosotros’) llega en el momento menos oportuno:

Sin embargo, esta vez nadie ha propuesto perseguir al CDU por violación de los derechos de autor de Carré Blanc y su éxito Nous C Nous (‘Nosotros somos nosotros’):

Islandia : Una broma cada vez más seria

Jón Gnarr, el nuevo alcalde de Reykjavik, es el único miembro de la lista que ha dado el salto del mundo de la cultura al de la política. Este actor pertenece, junto a músicos, arquitectos y otros miembros de la sociedad civil al Best Party (‘El Mejor Partido’), que recientemente ha ganado las elecciones en la capital islandesa, una ciudad sacudida por la corrupción de la élite política durante la crisis. ¿El arma más efectiva del Mejor Partido? Simply the best, de Tina Turner, en versión nórdica en YouTube, el número uno de nuestra lista:

Vídeos: Todos a través de YouTube: Defender la alegría: ©masciudadanias/YouTube; serie británica: Eryxfr/YouTube; "Il est temps", del Partido Socialista francés: ©Public Sénat ; Silvio Berlusconi: 119921119921/YouTube; el himno de  Berlusconi: ©harrypotter86/YouTube; el Partido Pirata alemán ©bordkapelle/YouTube; el éxtio de CDU ©cduTV/YouTube; 'Nous C Nous': ©LilySly/YouTube; el Best Party de Reykjavik: ©Sigvaldij/YouTube