“Hitler en Hollywood” o el complot de Estados Unidos contra el cine europeo

Artículo publicado el 10 de Octubre de 2011
Artículo publicado el 10 de Octubre de 2011
En el fondo, todo el mundo lo sabe y todos parecen haberse resignado: tratar de hacer sombra a Hollywood es una utopía. Sin embargo, hubo un tiempo en el que el porvenir del cine europeo era glorioso y próspero. ¿Qué ha pasado entonces? El docuficción HH: Hitler à Hollywood cuenta la historia de un complot hollywoodiense.

La trama

A través de su docuficción con el impactante título HH: Hitler à Hollywood(Hitler en Hollywood), presentado el pasado mayo en Francia, el director belga Frédéric Sojcher nos sugiere que un inmenso complot orquestado por los estudios de Hollywood trata de eliminar la producción cinematográfica europea de posguerra. Así, mientras Maria de Medeiros comienza el rodaje de su documental dedicado a la actriz Micheline Presle, ésta le promete encontrar una película que no llegó a verse en el cine. Je ne vous aime pas (No te quiero) de Luis Aramcheck, un cineasta desaparecido misteriosamente en 1946, al igual que sus producciones cinematográficas. Siguiendo la pista del director, Maria desenterrará un enorme complot impulsado por Hollywood para acabar de raíz con el cine europeo de posguerra. Una búsqueda que pondrá en peligro su propia vida.

¿Locura o lucidez?

Un poco de las dos. Ciertamente, la teoría del complot hollywoodiense es un montaje. No obstante, hubo un tiempo en el que le cine europeo era mucho mayor que Hollywood, dotado de técnicas innovadoras que no tardaron en utilizar también los estudios de Los Ángeles. Hoy en día, con complot o sin él, es indudable que el número de espectadores presentes en la sala que proyecta HH, Hitler à Hollywood se cuenta con los dedos de la mano, al contrario de lo que ocurre con el último taquillazo americano proyectado en la sala de al lado. ¿De quién es la culpa entonces? ¿De los grandes productores de Hollywood y sus presupuestos exorbitantes? ¿O quizás del público europeo que traiciona su identidad cultural por la de los grandes y redundantes éxitos comerciales?

El documental está dedicado a la actriz francesa de 89 años

¿Una oportunidad para el futuro del cine europeo?

Acompañada de Edouard Baer. Con una road-movie de aventura demente con el aspecto gráfico de un cómic de Tintin, Frédéric Sojcher sale adelante con una apuesta que trata de divertirnos y hacernos pensar sobre el futuro del cine europeo. Abierto al debate, nos precisa que está lejos de ir en contra del cine americano, de lo que está en contra es de la influencia de los estudios de Hollywood en nuestras pantallas. Finalmente, el problema más grande del cine europeo no es precisamente su falta de diversidad, sino su falta de unidad. De hecho, asistimos a un aumento de cines nacionales que prefieren limitarse a su región (Almodóvar en Madrid, etc.) antes que abrirse a coproducciones y a un casting internacional para fortalecer el séptimo arte. Además, a pesar de los esfuerzos de programas como Média (que funciona con 100 millones de euros por año, ¡el presupuesto medio de una única película americana!), la difusión de nuestras producciones nacionales en el Viejo Continente sigue siendo débil y ecléctica, mientras que las películas norteamericanas están presentes en todas las pantallas de Europa y el extranjero.

Visto lo visto, ¿cómo podemos competir con Hollywood? Europa preconiza la unión en la variedad. Así, el mismo Sojcher aboga por una unión para la diversidad cinematográfica. Un combate al que me uniría de buen grado… ¿Tú no?

Fotos: Portada (cc)bret polok/flickr ©Press Kit, página oficial de  HH : Hitler à Hollywood, Vídeo ; filmsactu/youtube