Hungría bajo el arco iris

Artículo publicado el 4 de Julio de 2005
Artículo publicado el 4 de Julio de 2005

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

A principios de julio tendrá lugar por décima vez la manifestación por los derechos de gays y lesbianas en el "París del Este". Los tiempos en los que el orgullo gay se castigaba ya han pasado. Sin embargo, la Hungría homosexual aún está lejos de la libertad centroeuropea.

También este año la Hungría gay y lesbiana sale a la calle para pedir igualdad de derechos. Del 7 al 10 de julio tiene lugar un festival homo y transexual. El clímax será la fiesta del sábado. La tradición de esta fiesta es en Hungría aún joven: en su décimo aniversario el CSD no ha superado la fase de irrupción, y se espera que el mensaje político, contra lo que sucede en la “vieja Europa”, no sea sólo una gota en el mar del festejo.

Saliendo del armario en televisión

Los derechos de los homosexuales ocupan una posición importante en el debate político de Hungría. Mientras que los conservadores siguen defendiendo la unicidad del matrimonio heterosexual, la Unión Libre de Demócratas (SZDSZ) lucha por la aceptación del derecho al matrimonio y la adopción de los homosexuales. Y si esto fuera poco, dentro de la Hungría tradicional y conservadora una política ha salido del armario: Klára Ungár, que preside el SZDSZ, declaró el día internacional de la mujer que era lesbiana: dinamita política.

Aunque en Hungría se dejó de perseguir la homosexualidad en 1961, el país cojeó durante mucho tiempo detrás del resto de los Estados europeos en cuanto a la edad permitida para relaciones sexuales de hetero y homosexuales. Sólo cuando el Parlamento Europeo amenazó con excluir a cualquier país que discriminara la orientación sexual, Hungría cambió su legislación.

El papel es paciente, y el reconocimiento de la homosexualidad como una faceta más de la existencia humana queda aún lejos en determinados sectores de la sociedad húngara. Como en todos los países del “telón de acero” que ahora forman parte de la UE, el comunismo borró a gays y lesbianas de la superficie. Aún tras la caída del comunismo la homosexualidad siguió siendo un tabú.

Dos velocidades

¿Se desarrollan en Europa dos velocidades? Mientras que el alcalde de Varosvia prohibió una manifestación de homosexuales, países de tradición católica como España o Irlanda dan pasos de gigante para establecer la igualdad de derechos de los homosexuales. Estas diferencias son políticamente relevantes cuando se trata del pacto constitucional de la UE, en el que se prohíbe la discriminación en base a la orientación sexual. Puesto que el futuro de la Constitución Europea se tambalea, podrían darse negociaciones y hay dudas de que la prohibición de la discriminación mantenga su posición privilegiada en la legislación base de la UE.

Pero la primavera gay de Hungría acaba de comenzar. El 9 de julio comienzan las celebraciones, en la ruta democrática más hermosa de Europa.

Gay Pride Budapest

Sábado, 9 de julio 2005

http://www.gaypride.hu/gp/gp2005/