Ibrahimovic, ¡no te hagas el sueco!

Artículo publicado el 5 de Agosto de 2009
Artículo publicado el 5 de Agosto de 2009
Con motivo de la Presidencia sueca de la Unión Europea, dejamos unas cuantas expresiones lingüísticas relacionadas con la patria de Anita Ekberg

No, no es precisamente una belleza vikinga, pero Zlatan Ibrahimovic, ex delantero del Inter, es de nacionalidad sueca. Durante la presentación de la nueva camiseta del Inter de Milán en Los Angeles el pasado 17 de julio, los españoles le podríamos haber dicho y con razón: "Debes confesar que dejarás el Inter, no hacerte el sueco  Es decir, no finjas que la cosa no va contigo. Porque a los pocos días ficharía por el Barcelona por la módica suma de 45 millones de euros y Samuel Eto’o. En esta frase la palabra ‘sueco’ no quiere decir ‘de Suecia’ sino que deriva del latín soccus, que en italiano dio lugar a zoccolo y en español a zueco, un pedazo de madera que es estúpido por definición.

Es un hecho que la belleza de los suecos es muy reconocida y puede hacer exclamar a cualquier alemán, en señal de admiración plena, Alter Schwede! , '¡viejo sueco!', que quiere decir algo así como "¡oh, dios mío!" y cuyo origen está en la Guerra de los Treinta Años, durante la cual los viejos soldados suecos eran los encargados de entrenar a los prusianos. Si después de todo el incauto alemán intenta propasarse con la sueca, corre el riesgo de que pase un tiempo bajo las Schwedische Gardinen, las cortinas suecas, o para que quede más claro, encerrado en prisión.

Si su legendaria belleza no estuviese a la altura de las expectativas, el polaco se preguntaría To cóż że ze Szwecji, ‘qué más da si viene de Suecia’, es decir, ‘a quién le importa’. Si la muchacha fuese realmente un espanto, un ruso no dudaría en soltarle un “como un sueco en Poltava”, Пропал, как швед под Полтавой, que hace referencia a la dolorosa derrota sufrida por los suecos en la guerra contra los rusos (Siglo XVII).

Pero los suecos no son solamente bellezas gélidas y distantes, demuestran tener mucho sentido del humor. Si hablamos del sueco medio, ese que tiene un Volvo y un perro Golden Retriver, ellos mismos dicen que vive como un Svensson, el apellido más común en Suecia. ¡Ya ven, guapos e irónicos!