Idiomas e integración: "En diez años todo el mundo hablará más lenguas"

Artículo publicado el 24 de Septiembre de 2010
Artículo publicado el 24 de Septiembre de 2010
Sarrazin en Alemania o Sarkozy en Francia, los políticos europeos activan el debate de la integración con fines poco claros... Pero no todo el mundo apunta en la misma dirección. Conoce al fundador del Language Exchange International (LEI), donde el estudio de los idiomas y la integración van de la mano.

Romain Galati fundó el Language Exchange International (LEI) en la región francesa de Valence, a principios de este año. La federación espera facilitar la integración de extranjeros en nuevas ciudades y localidades ayudándoles a conversar con los habitantes locales. Es una gran forma de aprender el idioma de su nueva patria y acortar distancias con otras culturas. Ya hay 22 grupos LEI en Francia, Alemania, Italia y España, y su página web trabaja en cinco idiomas, incluido el italiano.

Cafebabel.com: Romain, ¿por qué creaste LEI?

Romain Galati: Es difícil hablar otras lenguas o acercarte de verdad a gente de otros países cuando estás trabajando o estudiando fuera. Creamos Language Exchange International para permitir el intercambio lingüístico y cultural. También tratamos de desarrollar lenguajes y culturas locales, regionales e internacionales. Queremos unir a la gente.

Cafebabel.com: ¿Cómo funciona la red actualmente?

Romain Galanti: Primero había ocho grupos en Francia, Alemania, Italia y Ucrania que tenían sus propios actos culturales. Cada semana hay un café de las lenguas, por ejemplo, donde se juntaban alemanes, franceses, polacos o italianos. La atmósfera es muy relajada y los participantes hablan varias lenguas diferentes. Es una buena manera de mejorar tu capacidad para los idiomas y conocer a gente de todo el mundo. La red LEI continúa creciendo y todo el rato nacen nuevos grupos en diferentes lugares.

Imagina que andas paseando por Valence (en Francia) y escuchas a alguien hablar en otro idioma. Te acercas directamente a esa persona para hablarle del Language Exchange International?

Cada grupo actúa a nivel local y tiene sus propias formas de promover iniciativas. Hay muchas maneras de llegar a la gente; el boca a boca funciona realmente bien. Los participantes que asisten a las reuniones se lo cuentan a sus amigos, que luego se lo cuentan a más amigos. Tenemos una página web donde están todos los detalles. También utilizamos redes sociales como Facebook, Twitter o Couchsurfing.

Cafebabel.com: ¿Cómo funciona el café de las lenguas? ¿Tienes que hablar el idioma del país en el que estás?

Romain Galati: El concepto es muy sencillo. La gente llega y habla en el idioma que quiera. No hay reglas para usar un idioma determinado y no tienes que hablar necesariamente la lengua del país en el que estás. Cualquiera es bienvenida. Las más comunes son el inglés, el español, el francés, el alemán y el chino. Lo más importante es que todo el mundo tenga una tarde agradable y que se conozcan unos a otros. El idioma es una herramienta importante para las reuniones interculturales, porque la gente no sólo viene para aprender un idioma sino para descubrir otra cultura, una forma diferente de pensar y ver el mundo. Cuantas más lenguas haya representadas, más cosas habrá para descubrir.

Cafebabel.com: LEI busca ayudar a los extranjeros en su integración; ¿no es lo que intentan hacer los burócratas?

Romain Galati: LEI y otras organizaciones similares que no podrían suplantar la administración de un país favorecen el lado humano de las cosas. Y eso es lo más importante.

¿Hay eventos especiales planeados para el Día Europeo de las Lenguas el 26 de septiembre?

Romain Galati: Cada grupo organiza una reunión especial ese día, planeada con antelación. Por ejemplo: estamos organizando un karaoke multilingüe en Valence.

¿Dónde ves a LEI dentro de diez años?

Romain Galati: Tenemos grupos LEI en todo el mundo. Los grupos individuales empezarán organizando cosas entre ellos (viajes, conciertos, películas). Las ciudades serán más internacionales que antes y más abiertas al multilingüismo y a la diversidad de las culturas. La gente hablará más idiomas y tendrá más curiosidad para descubrir otras culturas. La amistad y el entendimiento serán mayores.