Ilya Yashin, líder opositor ruso: “Esta es una competición para ver quién recibe la primera bala”

Artículo publicado el 21 de Mayo de 2015
Artículo publicado el 21 de Mayo de 2015

Ilya Yashin, uno de los más íntimos amigos y colegas de Boris Nemstov, el líder opositor ruso asesinado fuera del Kremlin, habla con Cafébabel acerca de cómo Rusia ha sentido la pérdida de Nemstov y sus ansias de democracia. 

Yashin nació en 1983 en Moscú. Yashin, político experimentado pese a su corta edad, fue uno de los fundadores del movimiento opositor ruso “Solidaridad”, junto a Boris Nemstov y el gran maestro de ajedrez, Garry Kasparov. Yashin, científico político y estudiante de doctorado de la Escuela Superior de Economia, es además exmiembro del partido liberal Yabloko, y actual miembro del RDP-Parnas.

Ha participado en numerosas campañas opositoras, incluyendo “Estrategia 31” que realiza protestas todos los 31 de cada mes para defender el derecho a celebrar reuniones públicas, consagrado en el artículo 31 de la Constitución rusa. 

Yashin ha sido arrestado varias veces durante las protestas y se ha intentado desacreditar su carrera en diversas ocasiones. Yashin ha asistido a marchas decisivas junto a Nemstov, cuyo asesinato cataloga como “acto de terrorismo”. Sus críticas hacia las autoridades rusas han sido sumamente citadas por los medios internacionales tras el asesinato que estremeció a la comunidad rusa e internacional. 

CB: Existen muchas teorías con respecto a quién mató a Nemstov. ¿Qué conjeturas considera personalmente fantasiosas y cuáles se aproximan más a la realidad?

IY: Es difícil evaluar si se trató de razones específicas o si dispararon a Nemstov por su actividad opositora en general. Lo que sí es perfectamente obvio es que se trata de un asesinato político a sueldo.

Las autoridades a cargo de la investigación han arrestado a varias personas por asesinato -no excluyo la posibilidad de que estas personas sean los asesinos a sueldo conectados con el crimen-. No obstante, existe una gran preocupación de que los verdaderos criminales permanezcan libres.

Y todas las señales indirectas apuntan a que se ha colocado un bloqueo político complicado entre la investigación y quienes dieron la orden. Desde mi perspectiva, el rastro de sangre desde el lugar de la muerte de mi camarada, lleva directamente a la oficina del líder del Chechenia Ramzan Kadyrov. El hombre que, de acuerdo con la versión de los investigadores, apretó el gatillo, es el subcomandante del batallón “Norte”, establecido y altamente controlado por el líder de Chechenia. No imagino que haya actuado de forma independiente y sin instrucciones de los líderes.

Al mismo tiempo, estoy seguro de que Kadyrov no es el último eslabón entre los organizadores de este crimen. Dudo que pueda organizar un asesinato tan evidente y  descarado sin la protección política de alguien en el Kremlin. Por tanto, luchamos porque Kadyrov, dignatarios del círculo de Putín y hasta el mismísimo presidente ruso, sean citados y cuestionados. Todas estas personas tienen múltiples motivos. Y Nemstov ha criticado duramente a todos ellos, denunciando sus prácticas corruptas.   

CB: Tras la muerte de Nemstov, muchos manifestantes llevan pancartas que dicen “Yo no tengo miedo”. ¿Hay muchos rusos asustados?

IY: El asesinato de Boris Nemstov realmente es un acto terrorista. Es un acto político explícito que busca intimidar a la parte de la sociedad rusa que no está de acuerdo con las políticas de Vladimir Putin. Por supuesto, el terrorismo genera miedo en las personas. Cuando disparan a una persona pública en los muros del Kremlin, el sitio más seguro de Moscú, todos los ciudadanos se dan cuenta de su propia vulnerabilidad.  

Pero el que tiene coraje, encuentra en sí mismo la fuerza para hacer frente al miedo. Y estoy orgulloso de decir que más de 100.000 ciudadanos de Moscú se unieron a la marcha de protesta en memoria de Boris Nemstov el día después de su muerte. Naturalmente todos estamos afectados por la tragedia que ha ocurrido. Sin embargo, la determinación de estos activistas para proteger sus derechos inspira optimismo. Yo sinceramente creo que crearemos un país europeo moderno en Rusia -algo con lo que soñaba Nemstov y algo]por lo que dio su propia vida-.

CB: ¿Qué pasará con el informe crítico de Donbass, que como todos sabemos, estaba preparando Nemstov?

IY: Poco antes de su muerte, Boris Nemstov comenzó a trabajar en un informe para recopilar evidencias de la presencia de tropas rusas en el este de Ucrania. Putin ha dicho en múltiples ocasiones que el ejército ruso no se encuentra en Donbass y las personas en Rusia creen ciegamente en sus palabras. Nemstov esperaba dar a conocer la verdad a la gente y decirle cómo nuestros soldados están muriendo en una guerra contra sus hermanos ucranianos. El comienzo de esta guerra es el verdadero crimen y Nemstov soñaba con que llegase a su fin.                                                                                                                               Inmediatamente después de su muerte, su casa y oficina fueron saqueadas. Los investigadores incautaron numerosos documentos, incluyendo los materiales para este informe. Pero ahora tenemos la oportunidad de recuperar una parte significativa de su archivo. He reunido a un grupo de expertos, con quienes hemos continuado el trabajo de su último informe. A mediados de abril pretendemos culminar su trabajo y publicar el informe para empezar a distribuirlo entre los ciudadanos rusos. Completar su trabajo es una cuestión de honor, y es una manera de rendir homenaje a la memoria de nuestro camarada fallecido.  

CB: ¿Cuáles son los próximos pasos de la oposición rusa?

IY: Lo que más se espera hoy de la oposición es la cooperación y la interacción. Todos nuestros desacuerdos y ambiciones parecen pequeñas frente a la tragedia de trasfondo. Y si la oposición no logra unificarse, todos podríamos ser aniquilados, arrestados, o en el mejor de los casos- ser perseguidos fuera del país.

Nemstov muchas veces se ha mostrado irónico acerca de la lucha política dentro del movimiento democrático de Rusia. Decía que solamente generaba competencia para ocupar las prisiones. La realidad es que todo ha resultado aún más dramático. Esta es una competición para ver quién recibe la primera bala. 

Nuestra tarea principal es acordar la formación de una lista electoral unificada para la oposición democrática para las elecciones parlamentarias en 2016. Si podemos aparecer unidos en las elecciones, puede existir una posibilidad de éxito. Y la actividad en las calles no debe debilitarse. Las manifestaciones masivas en las calles de Moscú y de otras ciudades son la única manera de que las voces de disentimiento sean oídas en Rusia. 

CB: ¿Cuál es el rol actual de Kasparov en la oposición rusa y en particular para Solidaridad?

IY: Durante varios años, Garry Kasparov se encontró entre las figuras claves de la oposición rusa. Hizo mucho por el desarrollo del movimiento democrático, pero fue forzado a emigrar. Garry ya no se sentía seguro y nadie podía juzgarlo por ello, especialmente después de la tragedia con Nemstov. 

Por supuesto que el rol de Kasparov se ha reducido desde su emigración, pero estoy feliz de que él esté tratando de influenciar a los políticos rusos, como lo hizo antes, aunque hacerlo desde el extranjero es considerablemente más complicado. Espero que sea posible que Garry vuelva a casa algún día. Su intelecto, su experiencia política y de vida son indudablemente necesarios. 

CB: ¿Puedes contarnos en qué consistió la creación de “Solidaridad”, los momentos claves en su historia y las ideas?

IY: El movimiento fue fundado en 2008 como oposición democrática. Nuestra actividad se relaciona con el esclarecimiento, la publicación de investigaciones anti-corrupción, la participación en las elecciones y, además, con la organización de manifestaciones masivas en contra de la política de las autoridades rusas. “Solidarity” jugó un papel clave en las más grandes acciones de la oposición rusa en los últimos años, cuando decenas de miles de ciudadanos salieron a protestar en las calles.

Todos estos años, las principales figuras del movimiento eran políticos muy conocidos como Garry Kasparov y Boris Nemtsov. Y ahora “Solidaridad” necesita desesperadamente una renovación porque estos líderes ya no se encuentran con nosotros. Kasparov emigró y Nemstov fue asesinado.