Inflación: “La convergencia de precios Este/Oeste aún tardará 20 años”

Artículo publicado el 13 de Julio de 2007
Artículo publicado el 13 de Julio de 2007
La mayoría de los europeos considera que los precios están subiendo, pero ¿hay una verdadera inflación en la zona Euro?

El próximo 16 de julio Eurostat, la Oficina estadística de la Unión Europea, publicará, como cada mes, las cifras de inflación en Europa correspondientes al mes anterior. Un buen momento para comprobar si el sentimiento de subida de precios generalizado tiene fundamentos reales. Philippe Waechter, director de Estudios económicos y de investigación en Natixis Asset Management y consultor habitual para la prensa económica, nos hace participes de su análisis de la situación.

¿Por qué es tan importante según usted controlar la inflación?

La misión del Banco Central Europeo (BCE) esta centrada en el control sistemático de la inflación, para evitar así los cambios de ciclo económico violentos. Pero podemos distinguir dos niveles en las acciones de su presidente Jean-Claude Trichet: aunque, por un lado, el discurso es a las claras anti-inflacionista, por otro lado, la principal preocupación sigue siendo el dinamismo de la economía – crecimiento del PIB, consumo, inversión, etc.-. Además, las últimas evoluciones de los precios son bastante tranquilizadoras. Un análisis detallado de los índices de precios al consumo pone de manifiesto que los precios de la vivienda y de la alimentación se están estabilizando. Es más, a pesar de la mejora del mercado de trabajo, el coste unitario del trabajo está controlado. No hay factores de aceleración fuertes y duraderos.

¿Le conviene a los países de Europa occidental que haya una inflación fuerte en los países de Europa del este?

Los países de Europa del este atraviesan en la actualidad una fase de recuperación y el dinamismo de su economía es más fuerte que el de Europa occidental. De manera general, los países en transición experimentan en esta etapa de su desarrollo un gran crecimiento de la actividad económica y de los salarios, lo que explica una mayor inflación.

¿Para cuándo una armonización de precios entre Europa del Este y Europa del Oeste?

El proceso va a ser largo. Cuando nos referimos a la problemática de la armonización hay que tener en cuenta que la escala temporal difiere según el país. Habrá que esperar unos 5 años para los países en los que las condiciones son más favorables, y entre 15 y 20 años para el resto. La convergencia es un proceso muy lento. Si tomamos como ejemplo el caso de España, entre 1986 y 1996 la armonización fue muy lenta, no fue sino hasta finales de los años noventa cuando empezó su verdadera aceleración económica, aún en curso.

Cara y cruz de un euro

En 2007, 1 euro da para poco. Ahora bien, duele comprobar que en la humilde Hungría sólo podamos adquirir 1 litro de leche (al mismo precio de su cerveza o del litro de leche en Italia), mientras en España y Francia nos regarán con 3 y 2 litros respectivamente. El billete simple de transporte público es lo que menos varía de un Estado a otro. Lo más curioso: que por el precio de 1 preservativo en alemania o Italia podamos comprar hasta 5 en Francia, en donde al fin y al cabo “all you need is love”.

Con 1 euro podemos comprar en...

Hungría: 1 cerveza / una cocacola de 0,5L / 1 litro de leche / 1 helado / 1 billete de metro / 1 bote de gel de ducha / 1 cheeseburger / 10 huevos /

Portugal: 1 diario / 1 café / 1 billete de metro / 1 libro de saldo / 4 paquetes de pañuelos de papel / 14 fotocopias / 30 minutos de Internet

España: 1 diario / 1 café / 1 billete de metro / 2 piezas de pan / 20 fotocopias / 6 huevos / 3 litros de leche / 2 preservativos / 30 minutos en Internet / 1 litro de gasolina

Alemania: 1 kebab / 1 helado italiano de 2 bolas / 1 litro de gasolina / 1 chocolatina sin marca / 3 panecillos / ni siquiera 1 preservativo

Francia: 1 baguette / 1 napolitana / 15 minutos de Internet / 5 fotocopias / 5 preservativos / 1 paquete de chicles / 2 litros de leche / 6 huevos

Italia: 1 café / 1 diario / 1 litro de leche / 10 fotocopias / 1 preservativo / 1 helado

Holanda: 2 partidas de Pinball / 4 plátanos / 2 cafés de máquina universitaria / 5 fotocopias

Fernando Navarro Sordo (París)