INFLUX: Un viaje al corazón del Londres italiano

Artículo publicado el 6 de Febrero de 2015
Artículo publicado el 6 de Febrero de 2015

Cada vez más jóvenes italianos dejan su país para buscar un futuro mejor en Reino Unido. Cafébabel entrevista al director de cine Luca Vullo

En 2013, el número de personas que dejó Italia alcanzó una cifra histórica: 94.000 personas, una cantidad que por primera vez superó el flujo migratorio de quienes llegaban alpaís. 

Reino Unido, y Londres en especial, ha sido uno de los principales destinos para esta nueva migración italiana. Nos encontramos con Luca Vullo, un cineasta que nació en Caltanissetta, en Sicilia, y que ha dirigido INFLUX: un documental sobre la comunidad italiana en Londres. Él mismo forma parte de esta comunidad desde hace dos años.

Luca trató por primera vez el tema de la migración en 2008 en su documental Dallo Zolfo al Carbone (From Sulphur to Coal). En esta película "analizó el pacto secreto realizado en 1964 entre Italia y Bélgica y que envolvió a la migración de mineros, granjeros y rebeldes".

Si en cambio nos fijamos en la "migración corriente, de la que formo parte, podemos ver que no es diferente en términos de la motivación final que es la de buscar un trabajo y oportunidades para poder tener una familia", comenta Vullo.

"En los nuevos patrones de la emigración se encuentra gente con estudios. Por eso, difieren mucho no sólo de las migraciones italianas de después de la Segunda Guerra Mundial, sino también de los emigrantes que llegaron a Reino Unido hace 5060 años y que tenían profesiones como electricistas, albañiles, etc.". Lo que tienen en común estos grupos es su malestar: "nosotros no experimentamos una Guerra Mundial pero nuestro país se cae a pedazos y la gente no puede quedarse allí por más tiempo", asegura.

Es realmente complicado definir una identidad específica de los italianos en Londres cuando "somos gente peculiar con una esquizofrénica personalidad". Hay algunas personas como el alcalde de Camden, Lazzaro Pietragnoli, la presentadora de Al Jazeera en inglés, Barbara Serra y la periodista y escritora Caterina Soffici (autora del libro Italia yes, Italia no, publicado por Feltrinelli), que representan "en el documental la perspectiva de aquellos que no han logrado hacer realidad sus ambiciones pero siguen esforzándose a diario". 

"Nosotros los italianos", continúa Vullo, "hemos dejado nuestos símbolos por excelencia: desde la comida a la moda pasando por  el estilo, los estereotipos del diseño y las finanzas, mientras que por otro lado es posible encontrar las brechas que tiene nuestra comunidad como describen las entrevistas con varios psicólogos que aparecen en la película". 

En el trailer del documental, la periodista Barbara Serra hace frente a la competición, un problema que deja a los italianos desarmados. Otra palabra que entra en nuestro léxico cuando llegamos a Londres es la meritocracia. Frente a estos conceptos, como dice Vullo, "prevalece el papel de la astucia mientras que Inglaterra nos enseña que si tienes cualidades puedes jugar con tus oportunidades reales".

Para cubrir los costes de producción y post-producción de INFLUX, todo el grupo italiano ha llevado a cabo una exitosa campaña de  crowdfounding  en Indiegogo que finalizó a principios de enero alcanzando el objetivo de 20.000 euros. Una de las principales ventajas de estas campañas es la posibilidad de "desarrollar una relación sinérgica con los espectadores que una producción mainstream no podría lograr". 

En la rama euroescéptica de Reino Unido, con las elecciones generales en mayo, el director subraya el hecho de que "muchos de nosotros utilizamos los beneficios del Estado de bienestar y otras vías que irritan a la población británica". 

En términos del tamaño de la comunidad, los italianos rivalizan en primer lugar con los polacos. "Estamos en un segundo plano, por detrás de la comunidad polaca y por delante de la española. INFLUX ayudará a ver la comunidad italiana desde el interior porque hemos hecho un proceso de autoanálisis". En este sentido, este trabajo será también de interés para las otras dos comunidades mencionadas. INFLUX también quiere ser de interés para la población británica al representar el Londres italiano. Para lograr este objetivo, ha sido "fundamental tener un equipo italiano porque tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de nuestras historias, personas y país".  

Entre los futuros planes para el documental, se encuentra su proyección en festivales internacionales, una premiere en Italia, otra en Londres en colaboración con la Embajada y el Consulado italianos, el Insituto Italiano de la Cultura y del Cine de Italia en Reino Unido. Además, será distribuído en tres plataformas: teatros, televisión y versiones web.

Londres no es El Dorado pero como dijo Samuel Johnson: "cuando un hombre está cansado de Londres, está cansado de la vida; porque en Londres está todo lo que la vida puede abarcar". Sin embargo, lo más importante de la ciudad es el hecho de que permite a la gente jugar el juego y sus posibilidades y esta característica representa para los italianos en Londres un objetivo que les merece la pena vivir.