Inmigrantes de La Chapelle: el campamento se lo lleva todo 

Artículo publicado el 10 de Junio de 2015
Artículo publicado el 10 de Junio de 2015

El 18 de mayo, el consejo municipal del distrito 10 de París (Enclos-St-Laurent) solicitó la evacuación y el realojo de los ocupantes del campamento de inmigrantes instalados en el norte de París desde el verano del 2014. La petición se sometió a votación en el consejo de París, que dio su aprobación. La operación de desalojo se realizó el martes 2 de junio y el lunes se produjo otro episodio. 

El centenar de tiendas de campaña pegadas unas a otras casi podrían hacer pensar en las que vemos en los cámpines de festivales, salvo que aquí estamos en el centro de París, bajo el puente de la Chapelle, en el límite entre los distritos X y XVIII.  

"Riesgo de epidemia"

Pronto iba a hacer un año que alrededor de 200 inmigrantes vivían bajo el puente que une las estaciones de metro de Barbès y La Chapelle, acorralados entre el ruido del metro, el paso del tren bajo sus pies y las incesantes idas y venidas de los coches. 

Al entrar en el lugar resulta difícil abrirse camino en medio de las pequeñas tiendas verdes y azules apretadas las unas contra las otras. Dos hombres hablan a lo largo de las barreras, mientras que a lo lejos vemos a un grupo que está jugando a las cartas: el ambiente es relativamente tranquilo en esta mañana de sábado. Pero ¿por cuánto tiempo? 

De hecho, desde la petición de evacuación del campamento -se supone que seguida de un realojo de todos sus ocupantes- y la sumisión del voto a la alcaldía de París, se rumoreaba que esta tendría lugar el lunes 1 de junio o en los próximos días. La solicitud partió de la alcaldía del distrito X y fue autorizada sobre la marcha por la policía aduciendo, para justificarse, un "riesgo de epidemia" [de disentería].Un peligro con el que las ONGs presentes en el lugar tales como France Terre d’Asile o incluso Emmaüs dicen no estar de acuerdo…

Desde sus inicios en el verano de 2014, el campamento ha ido creciendo progresivamente hasta contar en el momento de los hechos con varios cientos de inmigrantes, la mayoría sudaneses, eritreos o incluso libios. Al principio, el puente de la Chapelle era un punto de encuentro entre inmigrantes y mafias. Situado justo al lado de la Estación del Norte, permitía organizar la salida de Francia hacia Calais, con la esperanza de conseguir llegar a Gran Bretaña a través del Canal de la Mancha

Trámites que se alargan en el tiempo

Omar, vestido con vaqueros y zapatillas de deporte nuevas, es un joven sudanés de unos 25 años que llegó a Francia hace casi 2 meses. Cuando le pregunto cuál es su situación, me explica que espera noticias de su expediente de petición de asilo solicitado ante la OFPRA –la Oficina Francesa para la Protección de los Refugiados y los Apátridas- En el campamento hay muchos en su misma situación, a la espera de conocer su suerte sin saber cuándo recibirán más información sobre su situación. 

Desde hace varios años asistimos a un aumento de las peticiones de asilo en Francia, lo que coloca al país en segunda posición, después de Alemania, con más de 50.000 solicitudes solo en el año 2014. Debido al enorme volumen de peticiones, la OFPRA emplea cada vez más tiempo en resolver los expedientes, transcurriendo varios meses entre la presentación de la solicitud y la resolución de la misma. 

Los retrasos es algo que desanimaría a más de uno y que quizá expliquen que algunos prefieran empezar esos trámites en otros países como Reino Unido Suecia. Quizá hay que ver también aquí una relación con el hecho de que Francia, estadísticamente, es el país europeo que otorga menos respuestas positivas: 30.1%, mientras que en el mismo año Italia ha otorgado el 58.6%.

¿Cuántos campamentos hay en Francia?

Desgraciadamente, el caso del campamento de La Chapelle no es un caso aislado y, paseando por los muelles del Sena (hacia la estación de Austerlitz por ejemplo), es probable cruzarse con el mismo tipo de pequeñas tiendas pegadas unas a otras. ¿Cuántas personas están en esta situación en París?  ¿Y en Francia? Difícil contabilizarlas aunque algunos han intentado hacerlo. El sitio web Migreurop se puso manos a la obra y, según él, se contabilizarían actualmente en Francia una veintena de campamentos "oficiales", la mayoría de los cuales están situados en Île-de-France y en Cachan, por ejemplo. A nivel europeo, el número de campos de extranjeros casi se ha duplicado.

Tras  la decisión de hacer evacuar el campamento, la policía señaló que se harían "proposiciones de alojamiento individualizadas". Concretamente, las pocas mujeres y niños del campamento dependerán de la ayuda social a la infancia del ayuntamiento, mientras que los demandantes de asilo pasarán a formar parte de un programa de acogida específico, en función del lugar de presentación de la solicitud. Para los demás –particularmente para los que están en tránsito hacia otro destino- señaló que se les ofrecerá un "alojamiento temporal". 

Una evacuación que revela, a pleno día, la precariedad de los solicitantes de asilo en Francia y la dificultad de encontrar una salida a este tipo de situación, y que los poderes públicos tienen a menudo que manejar mejor la situación, divididos entre dos caminos: hacer la vida de los habitantes del campamento más soportable (gracias a la instalación de servicios, por ejemplo) o asumir el riesgo de que esto entraña una perpetuidad de la situación. Francia y Europa no terminan de encontrar soluciones al problema de la inmigración.